Yoga en los tiempos de…

¡Namaste!

Tras una pausa larga, vuelvo a aparecer por el Blog y ponernos al día…Siempre compartía la opinión que nuestra vida la formamos nosotros, y todo está en nuestras manos, que con la dedicación, esfuerzo y por supuesto el amor a lo que haces se puede llegar muy lejos y alcanzar lo sueños más atrevidos. Los tiempos han cambiado, nuestra vida de repente se enfrentó a un obstáculo que poca gente haya vivido y poca gente haya sabido tratar. Y me pregunto si sigo compartiendo esta opinión o ya he pasado al otro lado de la gente que opina donde prevalece la idea que todo está en las manos del dios o de nosotros no depende nada ya que el destino está prescrito…Cuando se calma la marea del pánico y miedos internos y vuelvo a conectarme conmigo misma, veo que sigo creyendo que somos nosotros que construíamos nuestra vida y todo está en nuestras manos…

La realidad y las circunstancias se nos han cambiado a la mayoría de nosotros, y siguen cambiándose de un momento al otro. Todos vivimos una tremenda incertidumbre, ausencia de cualquier planteamiento a largo plazo, cambio de planes, cancelaciones de viajes, perdidas de los últimos números en el total de nuestras cuentas de ahorro, miedo al desconocido, ganas de ver las sonrisas, de conocer a la gente nueva, de bailar, abrazar, de todo lo que solíamos hacer hasta hace poco…Con todo esto nos toca vivir ahora (¡esperemos que sea solo una temporada!) y nos toca a adaptarnos a unos u otros cambios en todas las esferas de la vida.

Nos enfrentamos a lo inevitable, algo que no depende mucho de nosotros, pero en el mismo tiempo sí que depende…¡Y este “sí” es lo que hace la diferencia! Nuestra actitud. Nuestra preparación al cambio. Nuestra flexibilidad. Nuestra capacidad de adaptarse a diferentes realidades y tener que vivir una de ellas…sin poder escapar.

Muchas veces cuando viajamos a países con otro estilo de vida, otros presupuestos de vida, otras posibilidades, muchas veces son países orientales aunque no siempre es el caso, – no nos cuesta nada en adaptarse por ejemplo a ducharse con agua fría porque no se ha calentado a tiempo la caldera o porque no hay caldera en general, adaptarse a los cortos de luz y agua, a interrupciones o ausencia de internet, a otro tipo de alimentos, a la vida más simple o más complicada. No nos cuesta adaptarse a ello no porque somos “yogis” o “gente con la mente abierta” sino porque realmente sabemos que esto va a terminarse en el momento que se termine nuestro viaje cuando pisemos el aeropuerto donde ya tenemos acceso a todos los lujos básicos, y que esto no es “nuestra realidad” ya que “nuestra realidad” nos espera en nuestra casa – cómoda, prospera, con un montón de planes para futuro, con un montón de posibilidades a escoger y barajar según nuestro ánimo y ganas…

Y ahora es cuando no podemos coger el avión y volver “a casa”, ahora nos ha tocado vivir algo tan extraño y lo que prácticamente nadie quiere vivir y conocer – vivirlo dentro de nuestra casa, y no en las tierras lejanas de donde luego traemos las fotos con una sonrisa feliz rodeados de la gente cuya vida real no tiene nada que ver con la nuestra. Ahora nos ha tocado encontrar la felicidad en nuevas circunstancias, enfrentarse a nuestros miedos, al incertidumbre, al desconocido, al “no sé qué pasará mañana”, al “no puedo más”, al “quiero que esto sea una pesadilla y que me despierta en mi vida normal”…Ahora es cuando ha tocado despertar la calma y la confianza en si mismo en su sentido más profundo que haya, cuando ha tocado buscar el equilibrio en una tormenta constante que parece que no tiene un fin, cuando el único agarre real es lo que parecía tan efímero antes – nosotros mismos…

Y es ahora que cuidar a si mismo cuesta una vida, cuando apetece dejarlo todo, y es precisamente ahora cuando cuidarse vuelve a ser lo más importante. Toda la crisis pasará, pero cómo saldremos de esto depende solo de nosotros. Y esto es lo que hace la diferencia: el trato consigo mismo.

Hay muchas herramientas constructivas, y os propongo una de ellas que es el yoga. Nuestra práctica en la esterilla es el reflejo de nuestra vida, con todos sus subidones, bajones, los logros y las decepciones, con la cuesta arriba y la cuesta abajo, con lo que amamos y disfrutamos y con lo que odiamos y evitamos. Ponerse en la esterilla es como firmar el contrato de bienestar consigo mismo, formar una resolución de estar bien, probar, experimentar, descubrir, creer en si mismo, amar – sí, sí – amar…

Las posturas no solamente nos mantienen sanos a todos los niveles, sino fomentan nuestro equilibrio mental, nuestra resistencia al estrés, fomentan nuestra creatividad y capacidad de encontrar las resoluciones creativas e innovadoras, desarrollan nuestra flexibilidad física y la de nuestro carácter, abren nuevas formas de tratar a si mismo y a nuestro entorno, ayudan a crear la estabilidad interior, la confianza y mantienen la mente enfocada…

Te invito a practicar juntos, te propongo la práctica segura en tu casa donde te veré y te guiaré a través de la cámera (usando el zoom, whatsapp o skype) o la práctica en nuestras instalaciones en formato presencial. Te propongo hacer ese trato contigo mismo/a de no abandonarte en los tiempos de cambios, de quedarte fiel a ti mismo/a por muy inestable que sea lo que pasa en el exterior. Cada tormenta termina, cada terremoto se calma y la tierra vuelve a florecer, y tu salud en estos tiempos está sólo en tus manos. Y yo…yo estaré a tu lado a guiarte, si me lo permites. Y así ambas salgamos de esta…

¡Un abrazo!

vika

Tirumalai Krishnamacharya

Quizá nunca hayas escuchado hablar de él , pero es posible que Tirumalai Krishnamacharya haya influenciado e incluso inventado tu Yoga. Ya sea que practiques las series dinámicas de Pattabhi Jois, el refinado alineamiento de B.K.S. Iyengar, las posturas clásicas de Indra Devi o el Vinyasa del ViniYoga hecho a tu medida, tu practica se origina en la misma fuente: un bramin de un metro cincuenta y cinco nacido hace mas de cien años en una pequeña aldea del sur de la India. No cruzo jamás ningún océano, pero el Yoga de Krishnamacharya se ha esparcido por toda Europa, Asia y las Américas.

Sri-T-Krishnamacharya

Es difícil encontrar hoy día una tradición yoguica cuyas asanas no haya influenciado. Aun cuando aprendas de algún yogui apartado ahora de las tradiciones asociadas con Krishnamacharya, es bastante probable que tu maestro haya estudiado previamente el método Iyengar, Ashtanga, o Viniyoga antes de desarrollar su propio estilo. Rodney Yee, que aparece en numerosos y populares videos, estudio por ejemplo, con Iyengar. Richard Hittleman, un conocido yogui de la T.V. de los años 70 estudio con Devi. Otros profesores han incorporado enseñanzas de varios estilos basados en Krishnamacharya, creando a su vez métodos particulares tales como el White Lotus Yoga de Ganga White y el ISHTA Yoga de Manny Finger. La mayoría de los profesores incluso de estilos no directamente relacionados con Krishnamacharya – Sivananda y Bikram yoga, por ejemplo – han sido influenciados por algunos aspectos de las enseñanzas de Krishnamacharya. Muchas de sus contribuciones han sido integradas de tal modo en el tejido de la tela del Yoga que, la fuente ha sido olvidada. Se dice que Krishnamacharya es responsable del moderno énfasis en Shirshasana (paro de cabeza) y Sarvangasana (equilibrio sobre los hombros). Fue pinero en el refinamiento de las posturas, en optimizar sus secuencias y en atribuir valor terapéutico a asanas especificos. Al combinar pranayama y asanas, hizo de las posturas una parte integral de la meditación, en lugar de ser un paso en el camino que a ella conduce. En efecto, la influencia de Krishnamacharya se puede apreciar, mas nítidamente, en el énfasis en la practica de asanas, que ha llegado a ser la rubrica del Yoga de hoy. Probablemente no ha existido otro yogui que haya desarrollado tan deliberadamente las practicas físicas. En el proceso, transformo el Ata – que era un oscuro riachuelo del Yoga – en su cauce principal. El resurgimiento del Yoga en India le debe muchísimo a sus innumerables tours y demostraciones, durante los años 30 y también a sus cuatro más famosos discípulos – Jois, Iyengar, Devi y a su propio hijo T.K.V. Desikachar, que han jugado un enorme rol en la popularización del Yoga en Occidente.

krishnamcharya

Recuperando las raíces del yoga

Cuando la Revista americana, especializada en yoga Yoga Journal me pidió que escribiera sobre el legado de Krishnamacharya pensé que seria tarea fácil seguir la huella de alguien que, murió solo hace una década. Descubrí, sin embargo, que Krishnamacharya sigue siendo un misterio, incluso para su propia familia. Nunca escribió sus memorias o se atribuyo alguna de sus numerosas innovaciones. Su vida esta envuelta en mito. Aquellos que lo conocieron bien ya son demasiado ancianos. Y si perdemos sus recuerdos, corremos el riesgo de perder mucho mas que la historia de uno de los hombres mas notables del yoga, corremos el riesgo de perder la visión de la historia de esta vibrante tradicion que hemos heredado. Es curioso ver como la evolución de la personalidad de este hombre multifacético influencia el Yoga que practicamos hoy día. Krishnamacharya comenzó su carrera como profesor perfeccionando su estricta e idealista versión del hatha yoga. Y, a medida que la corriente dela historia lo fue forzando a adaptar, se transformo en uno de los mas grandes reformadores del Yoga. Algunos de sus estudiantes lo recuerdan como un maestro riguroso y volátil, B.K.S. Iyengar me dijo que Krishnamacharya podría haber sido un santo ni no hubiese sido tan egocéntrico y tenido tan mal genio. Otros lo recuerdan como un gentil mentor que valoraba sus individualidades. Desikachar, por ejemplo, describe a su padre como una persona amable que a menudo, colocaba sobre su cabeza las sandalias de su difunto guru, en un acto de humildad. Ambos hombres continúan siendo totalmente leales a su guru, aun cuando lo conocieron en diferentes etapas de su vida, es como si recordaran a dos personas diferentes. Es posible apreciar todavía en los tonos disonantes de las tradiciones que el inspiro, características aparentemente opuestas, algunas suaves, algunas estrictas, cada una atrayendo personalidades diferentes y agregando profundidad y variedad a nuestra practica de Yoga, todavía en desarrollo.

krishnamacharyascorpion173160013std

Emergiendo de las sombras

El mundo del yoga que Krishnamacharya heredo a su nacimiento, en 1888, era bastante diferente al de hoy. El yoga había perdido mucha fuerza debido a las presiones del régimen colonial británico. Solo un pequeño grupo de hindúes lo practicaba. Pero, a mediados del siglo diecinueve y comienzos del veinte, movimientos revitalizadores hindúes insuflaron nueva vida en la tradición india. De joven. Krishnamacharya se sumergió en el aprendizaje de diversas disciplinas clásicas hindúes, incluyendo el idioma sánscrito, rituales, leyes, medicina india básica. Con el tiempo, iba a canalizar este amplio bagaje de conocimientos hacia el estudio del Yoga, en donde sintetizaría la sabiduría hindú de estas tradiciones. Según notas biográficas escritas por Krishnamacharya cerca del termino de su vida, su padre lo habría iniciado en el Yoga a la edad de cinco años, época en que comenzó a enseñarle los Yoga Sutras de Patanjali, y le dijo que su familia descendía de un respetado yogui del siglo IX, Nathamuni. Aun que su padre murió antes de que Krishnamacharya alcanzara la pubertad, inculco en su hijo una gran sed por el conocimiento y el sedeo especifico e estudiar Yoga. En otro manuscrito Krishnamacharya escribió, que cuando todavía era un mocoso, aprendió 24 asanas de un Swami de Sringeri Math, el mismo templo que vio nacer el linaje de Shivananda Yogananda. Luego, a la edad de 16 años, hizo un peregrinaje al santuario de Narhamuni, en Alvar Tirunagari, donde se encontró, en una extraordinaria visión, con su legendario antepasado. Tal como siempre contó esta historia, se encontró con un anciano en la puerta del templo, quien le indico con el dedo un bosquecillo de mangos que había por ahí cerca. Krishnamacharya camino hacia el bosquecillo donde se desplomo de cansancio. Cuando volvió en si y se levanto, noto que se habían reunido a su alrededor varios yoguis. Su antepasado Nathamuni le canto versos de Yogarahasya (en sánscrito, La esencia del Yoga), un texto perdido hacia mas de mil años. Krishnamacharya lo memorizo y posteriormente lo transcribió. Las semillas de muchas innovaciones en las enseñanzas de Krishnamacharya se pueden encontrar en este texto, disponible ahora en una versión en ingles (Yogarahasya, traducido por T.K.V. Desikachar, Krishnamacharya Yoga Mandiram, 1998). Aun cuando la historia del autor pudiese aparecer rebuscada, apunta a un importante razgo de la personalidad de Krishnamacharya: Nunca se atribuyo originalidad. En su versión, el Yoga es divino. Todas sus ideas, originales o no, se las atribuyo a los antiguos textos, o bien a su guru. Después de su experiencia en el santuario de Nathamuni, Krishamacharya continuo la exploración de una panoplia de disciplinas clásicas indias, obteniendo diplomas en filosofía, lógica, divinidad y música. Practico Yoga a partir de los conocimientos rudimentarios, obtenidos en los textos y en alguna entrevista ocasional con algún yogui, pero siempre anhelaba estudiar mas profundamente, como le había recomendado su padre. Un profesor universitario lo vio practicando sus asanas y le recomendó que buscara un maestro llamado Shri Ramamohan Brahmachari, uno de los pocos hatha yoguis que todavía quedaban. Sabemos poco sobre Brahmachari, excepto que vivía en una remota cueva con su esposa y tres hijos. Krishnamacharya cuenta que paso siete años con su profesor memorizando los yoga Sutras de Patanjali, aprendiendo asanas y pranayama, y estudiando los aspectos terapéuticos del Yoga. Durante su aprendizaje. Krishnamacharya dice haber dominado 3000 asanas desarrollado algunos de sus mas notables talentos, como detener el pulso. A cambio de la instrucción, Brahnmachari le pidió a su leal pupilo que retornara a su ciudad a enseñar Yoga y a establecer una familia. La educación de Krishnamacharya le habría permitido conseguir una buena posición en cualquier prestigiosa institución, pero el renunció a esas oportunidades y prefirió honrar la promesa que le había hecho a su mentor. Y, a pesar de todo su entrenamiento, Krishnamacharya regreso a la pobreza. En los años de 1920 enseñar Yoga no era remunerativo. Los estudiantes eran pocos, y Krishnamacharya tuvo que aceptar un trabajo como capataz en una plantación de café. Pero, en sus días libres, viajaba por la provincia haciendo discursos y demostraciones de Yoga. Krishnamacharya hizo uso de los siddhis, las capacidades sobrenaturales del cuerpo yoguico, para popularizar el Yoga. Estas demostraciones – destinadas a despertar el interés de una tradición moribunda- incluían el suspender el pulso, detener vehículos con sus manos, el hacer posturas inverosímiles y levantar objetos pesados con sus dientes. Pensó que para enseñar Yoga, primero tenia que atraer la atención del publico. Por medio de un matrimonio arreglado, Krishnamacharya honro la segunda petición de su guru. Los antiguos yoguis eran ascetas que vivían en el bosque sin hogar ni familia. Pero el guru de Krishnamacharya quería que el aprendiera la vida de familia y que enseñara Yoga que sirviera al ciudadano común. Al comienzo esto resulto ser mas difícil de lo imaginado. La pareja vivía en tal pobreza que Krishnamacharya solo tenia un taparrabos, un retazo de genero del sari de su esposa. Mas tarde recordaría este periodo como el mas duro de su vida, pero las dificultades solo lograron endurecer aun mas su inquebrantable resolución de enseñar Yoga.

3.Tiryangamukha Dakshinapada Pascimottanasana poster

El desarrollo del Vinyasa Yoga

La fortuna de Krishnamacharya mejoro cuando en 1931 recibió una invitación para enseñar en el Sanskrit College de Mysore. Allí recibió un buen salario y la posibilidad de dedicarse por completo a la enseñanza del Yoga. La familia gobernante de Mysore, por mucho tiempo, había promovido todas las formas de arte autóctono, apoyando e inyectando nuevo vigor a la cultura india. Por mas de un siglo ya había patrocinado el Hatha Yoga y la biblioteca contenía las mas antiguas compilaciones ilustradas de asanas que ahora son conocidas: Sritattvanidhi (traducidas al ingles por el erudito en sánscrito Mormas E. Sjoman en The Yoga Tradition of the Mysore Palace, Adhinav Publications, New Delhi, 1999). Durante las dos décadas siguientes el Maharajá de Mysore ayudo a Krishnamacharya a promover el Yoga a través de la india, financiando demostraciones y publicaciones. Siendo diabético el Maharajá sintió fuertemente la relación entre yoga y la recuperación de la salud, y Krishnamacharya dedico mucho tiempo a desarrollar esta conexión. El puesto de Krishnamacharya en el Sanskrit College no duro mucho. Era demasiado estricto y sus alumnos se quejaron. Como al Maharajá le gustaba Krishnamacharya y no quería perder su amistad y consejo, le propuso una solución: le ofrecio la sala de gimasia del palacio para que iniciara su propia escuela de Yoga, Yogashala. Así empezó uno de los periodos mas fértiles de Krishnamacharya. Durante este tiempo desarrollo lo que hoy se conoce como Ashtanga Vinyasa Yoga. Como los pupilos de Krishnamacharya eran en su gran mayoría jóvenes activos, adapto técnicas de Yoga, gimnasia y lucha india, para desarrollar las secuencias dinámicas de asanas cuyo propósito era conseguir un insuperable estado físico. Este estilo de Vinyasa utiliza los movimientos de Surya Namaskar (saludo al sol) para entrar y salir de cada asana. Cada movimiento se coordina con una forma especial de respirar y drishti, o enfoque de los ojos en ciertos puntos, lo que ayuda a la concentración meditativa. Con el tempo Krishnamacharya estandarizo las secuencias de posturas en tres series: primarias, intermedias y avanzadas. Los estudiantes eran agrupados de acuerdo a su experiencia y habilidad, teniendo que memorizar cada secuencia antes de avanzar a la siguiente. Aun cuando Krishnamacharya desarrollo esta forma de practicar Yoga durante la década de 1930, permaneció prácticamente desconocida en occidente por casi 40 años. Recientemente se ha transformado en una de las formas de Yoga mas populares, gracias al trabajo de uno de sus mas leales y famosos discípulos: K. Pattabhi Jois. Pattabhi Jois conoció a Krishnamacharya en sus tiempos difíciles, antes de los años en el palacio de Mysore. Era un robusto niño de 12 años cuando asistió a una de las charlas de Krishnamacharya. Intrigado por la demostración de asanas le pidio a Krishnamacharya que le enseñara Yoga. Las lecciones empezaron al día siguiente, horas antes de que sonara la campana de la escuela y continuaron cada mañana por tres años hasta que Jois tuvo que abandonar su hogar para entrar en el Sanskrit College. Cuando Krishnamacharya acepto el puesto de profesor en ese College, dos años mas tarde, Pattabhi Jois, desbordando de alegría reanudo sus lecciones de Yoga. Jois conservo una inmensa cantidad de recuerdos de los años que estudio con Krishnamacharya. Durante décadas ha mantenido el trabajo que le dejo Krishamacharya con gran devoción, refinando las secuencias de asanas sin inflingirles modificaciones sustanciales, tal como un violinista clásico pudiera matizar la melodía de un concierto de Mozart, sin cambiar una nota. Jois, a menudo ha dicho que el concepto de vinyasa se origino en un antiguo texto llamado Yoga Kuruntha. Desgraciadamente, el texto desapareció, nunca nadie lo ha visto. Existen tantas historias sobre su descubrimiento y contenido – he escuchado por lo menos cinco de ellas que se contradicen – que uno se cuestiona su autenticidad. Cuando le pregunte a Jois si el había alguna vez leído el texto, respondió: “ No, solo Krishnamacharya”. Enseguida le resto importancia a la escritura, indicando varios otros textos que, también dieron forma al Yoga que aprendió de Krishnamacharya, incluyendo el Hatha Yoga Pradipika, los Yoga Sutras, el Baghavad Gita. Cualquiera fuesen las raíces del Ashtanga Vinyasa Yoga, hoy es uno de los mas influyentes componentes del legado de Krishnamacharya. Quizás, este método, originalmente diseñado para los jóvenes, nos muestra un camino mas amigable hacia una espiritualidad mas profunda en una cultura que valora la energía y lo externo mas que lo interno. En las ultimas tres décadas un numero creciente de yoguis se ha sentido atraído a su precisión e intensidad. Muchos de ellos han hecho el peregrinaje a Mysore, donde Jois todavía enseña.

Rompiendo una tradición

Aunque, Krisnamacharya le enseño a niños y jóvenes e el palacio de Mysore, sus demostraciones publicas atrajeron a diversas congregaciones. Disfrutaba del desafío de presentar el Yoga a públicos con diferente formación y educación. En sus frecuentes tours, que él llamaba viajes propagandísticos, introdujo el yoga entre los soldados británicos, los Maharajas musulmanes y los indios de todas las religiones credos. Krishnamacharya siempre enfatizaba que el Yoga era para todos, y adecuaba sus enseñanzas para asi respetar las creencias de sus estudiantes. Pero mientras pasaba por alto las diferencias culturales, religiosas y de clases, siempre mantuvo una actitud patriarcal hacia las mujeres. El destino sin embargo, le hizo una jugada: El primer estudiante que llevó su Yoga al escenario mundial pidió ser admitida vistiendo un sari… ¡ Y además era occidental! La mujer, que llego a ser conocida como Indra Devi (nacida en Zhenia Labunskaia, en la Latvia pre-soviética) era amiga de la familia real de Mysore. Después de ver una de las demostraciones de Krishnamacharya, pidió ser admitida como estudiante. Al comienzo ni extranjeros ni mujeres. Pero Devi insistió, persuadiendo al Maharajá que intercediera en su favor con este bramin. De mala gana Krishnamacharya inicio las clases, sometiéndola a una estricta dieta y a un difícil régimen de enseñanza destinado a quebrar su voluntad. Ella paso cada desafió impuesto por Krishnamacharya, llegando a ser amiga de el y ejemplar estudiante. Después de un año de aprendizaje, Krishnamacharya le pidió que enseñara Yoga. Le pidió que atrajera a las clases un cuaderno y paso con ella varios días dictándole sus conocimientos sobre como enseñar el Yoga, sobre dieta y pranayama. Inspirada en estas enseñanzas, escribió mas tarde el libro best seller sobre Ata yoga, Forever Young, Forever Healthy (Prentice Hall, Inc., 1953). Años después de haber estudiado con Krishnamacharya, Devi fundó la primera escuela de Yoga en Shangai, China, donde Madame Chiang Kai-shek fue una de sus alumnas. Posteriormente logro convencer a los lideres soviéticas de que el yoga no era una religión y asi pudo abrir las puertas de la Unión Soviética al Yoga, donde hasta entonces era ilegal. En 1947 se traslado a Estados Unidos. Viviendo en Hollywood llego a ser conocida como La primera Dama del yoga, atrayendo a estudiantes como Marilyn Monroe, Elizabeth Arden, Greta Garbo y Gloria Swanson. Gracias a Devi, Krishnamacharya pudo disfrutar de su primera exposición internacional. Aunque estudio con Krishnamacharya durante el periodo de Mysore, el Yoga que enseño Indra Devi tiene poco en comun con el ashtanga vinyasa de Jois. Como queriendo anunciar ya el altamente personalizado estilo de yoga que iba a desarrollar mas tarde, Krishnamacharya le enseño a Devi de una manera suave, adaptando las posturas, cada vez que era necesario, a sus limitaciones físicas. Devi siempre ha mantenido en sus enseñanzas este estilo suave. Aunque su estilo no utiliza Vinyasa, usa el principio de las secuencias de Krishnamacharya de manera que sus clases recorren un camino – empezando con posturas de pie, progresando hacia un asana central seguido de posturas complementarias y terminando con relajación. De la misma forma que ocurrio con Jois, Krishnamacharya le enseño a combinar pranayama y asanas. Los estudiantes de su linaje todavía practican, cada postura con una forma determinada de respirar. Devi agrego, además, un aspecto devocional a su trabajo que llamo Sai yoga. La postura principal de cada clase incluye una invocación de manera que el fulcro de cada practica contiene una meditación en la forma de una oración ecuménica. Aunque ella misma desarrollo este concepto, pudo ya haber estado presente en forma embrionica, en las enseñanzas que recibió de Krishnamachara. En sus últimos años, Krishnamacharya también recomendó cantos devocionales dentro de la practica de asanas. En la actualidad, acercándose a los 103 años, Devi recibe cada tarde estudiantes en uno de sus seis centros de Buenos Aires, Argentina. Y hasta hace tres años atrás, todavía enseñaba posturas. Bien entrada en sus noventa años, continuo viajando por el mundo, llevando la influencia de Krishnamacharya a mucha gente en Norte y Sudamérica. Su impacto en los Estados Unidos se diluyo cuando ella se traslado a vivir a Buenos Aires, en 1985, pero su prestigio en Latinoamérica se extiende mucho mas allá de la comunidad argentina del Yoga. Tendrás dificultades en encontrar a alguien en Buenos Aires que no haya escuchado hablar de ella. Se contacto con todos los estratos de la sociedad latina: El taxista que me llevo a la entrevista con ella, la describió como una mujer muy sabia, al día siguiente de mi entrevista, el ex presidente de Argentina, Carlos Menem la visito para pedirle su bendición y consejos. Las seis escuelas de Yoga de Devi, imparten 15 clases de asanas el día y los graduados de su curso de formación de profesores, que dura cuatro años, reciben un certificado internacionalmente reconocido que equivale a un grado pre-universitario.

d99a07e709524a6a2eab87444d19f0e7--mudra-photos-of

Instruyendo a Iyengar

Durante el periodo en que Krishnamacharya les enseñaba a Devi y a Jois, brevemente también le enseño a un niño llamado B.K.S. Iyengar, quien creció para jugar, probablemente, el rol más significativo, en introducir el Ata yoga en Occidente. Es difícil imaginar como habría sido el Yoga que practicamos hoy día si la contribución de Iyengar, en especial su detallada, precisa y sistemática ejecución de cada asana, su investigación sobre las aplicaciones terapéuticas y su diferenciación por niveles, el riguroso sistema de entrenamiento que ha producido tantos profesores influyentes. También es difícil saber cuanto influencio su desarrollo posterior el entrenamiento que recibió de Krishnamacharya. Aunque intenso, el tiempo que paso junto a su maestro, fue corto: solo un año. Además de inculcar en Iyengar devoción por el Yoga, quizá, planto también las semillas que mas tarde germinarian en el yoga de Iyengar. (Algunas de las características por las cuales es conocido hoy día particularmente las modificaciones a las posturas y sus usos terapéuticos son muy similares a las que Krishnamacharya desarrollo en su trabajo de los últimos años). Posiblemente cualquier investigación profunda en el Ata yoga produce resultados similares. De cualquier modo, Iyengar siempre ha idolatradao el guru de su niñez. Todavía dice: “ Soy solo un pequeño modelo en Yoga, mi guru fue un gran hombre”. Al comienzo, el porvenir de Iyengar no era claro. Cuando Krishnamacharya lo invito a vivir en su hogar – la esposa de Krishnamacharya hermana de Iyengar –predijo que el poco flexible adolescente no tenia futuro en el yoga. De hecho, lo que cuenta Iyengar de su vida con Krishnamacharya suena como una novela de Dickens. Krishnamacharya podía ser un profesor estrictísimo. Al comienzo casi no se tomo la molestia de enseñarle a Iyengar, quien se pasaba la mayor parte del tiempo regando el jardín y haciendo todo tipo de tareas menores. El único amigo que tenia era su compañero de habitación, un niño llamado Keshavamurty, que era el favorito de Krishnamacharya. Una extraña jugada del destino hizo que un día desapareciera Keshavamurthy para nunca mas volver. Solo faltaban días para una importante demostración en el Yogashala y Krishamacharya, naturalmente, confiaba en su pupilo estrella para que demostrara los asanas. Enfrentando a esta crisis, Krishnamacharya rápidamente comenzó a entrenar a Iyengar en una serie de complicadas posturas. Iyengar practico, en forma diligente, y el día de la demostración sorprendió a Krishnamacharya con una excepcional actuación. Después de esto, Krishnamacharya comenzó la instrucción de su pupilo con renovado vigor. Iyengar progreso rápidamente y empezó también a asistir a Krishnamacharya en sus clases en el yogashala y a acompañarlo en tours. Krishnamacharya continuo sin embargo su autoritario estilo de instrucción. En una oportunidad cuando Krishnamacharya le ordeno que hiciera hanumamanasana, (apertura completa de piernas, split), Iyengar se quejo de que nunca había hecho es postura antes. ¡Hazlo! Le grito Krishnamacharya. Iyengar lo hizo desgarrándose los músculos de la corva. Su corto aprendizaje termino abruptamente. Después de una demostración de Yoga en el norte de la provincia de Karnataka, un grupo de mujeres le pidió a Krishnamacharya que les enseñara. Krishnamacharya eligió a Iyengar, su estudiante mas joven, para que impartiera esa clase. En esa época las clases eran segregadas, es decir, las mujeres estudiaban separadamente de los hombres. Iyengar impresiono a las mujeres con su forma de enseñar. Y, a pedido de ellas, Krishnamacharya designo a Iyengar como su instructor. Enseñar fue una promoción para Iyengar, pero no contribuyo mayormente a mejorar su situación. Enseñar yoga era todavía una profesión marginal. A veces, recuerda Iyengar, comía solo un plato de arroz cada tres días, sustentándose solamente con agua. Pero se entrego en cuerpo y alma al yoga. De hecho, Iyengar dice que era tal su obsesión por el yoga que, algunos vecinos y miembros de la familia creyeron que había enloquecido. Practicaba durante horas, usaba pesadas piedras para forzar sus piernas en Baddha Konasana (sentado con las plantas de los pies juntas) o bien doblándose hacia atrás sobre un rodillo compactador de cemento para mejorar su Urdhva Dhanurasana (la araña). Preocupado por su bienestar, el hermano de Iyengar arreglo su matrimonio con una joven de 16 años llamada Ramamani. Afortunadamente, Ramamani respetaba su trabajo y llego a ser una compañera muy importante en su investigación de asanas. Varios ciento de millas alejado de su guru, la unica forma que tenia Iyengar de aprender mas sobre asanas, era explorar con su propio cuerpo y analizar los efectos. Con la ayuda de Ramamani, Iyengar refino y mejoro las asanas que aprendió de Krishnamacharya. Al igual que krishnamacharya, a medida que Iyengar ganaba estudiantes, iba adaptando y modificando las posturas para satisfacer sus necesidades. Y también, al igual que Krishnamacharya, Iyengar nunca dudo cuando tuvo que innovar. En gran medida, abandono el estilo Vinyasa de su mentor. En cambio, al desarrollar cada postura, constantemente investigo la naturaleza del alineamiento interno, considerando los efectos de cada parte del cuerpo, incluso la piel. Debido a que muchos de los estudiantes que vinieron a el estaban en peores condiciones físicas que los jóvenes estudiantes de Krishnamacharya, Iyengar tuvo que aprender a desarrollar elementos especiales (props: elementos de ayuda como bloques de madera, cinturones de algodón, la pared) para ayudarles. Y , como alguno de sus estudiantes estaban enfermos, Iyengar empezó a desarrollar asanas como herramienta de curación, creando programas terapéuticos específicos. Adicionalmente, Iyengar empezó a ver el cuerpo como si fuera un templo y las asanas, como las oraciones. El énfasis de Iyengar en los asanas no siempre gusto a su maestro. Aunque en las celebraciones de los 60 años de Iyengar, Krishnamacharya elogio las aptitudes de Iyengar en la practica de asanas, le sugirió que ya era tiempo que se enfocara mas hacia la meditación. A través de las decadas de los años 30, 40 y 50, la reputación de Iyengar como maestro y como terapeuta continuo creciendo. Obtuvo estudiantes famosos y respetados, tales como el filosofo Jiddhu Krishnamurti y el violinista Yehudi Menuhin, quienes lo ayudaron a atraer estudiantes occidentales. En los años 60 el Yoga estaba formando parte de la cultura mundial, e Iyengar estaba siendo reconocido como uno de sus principales embajadores.

Sobreviviendo los años difíciles.

Aun cuando sus estudiantes prosperaban y difundían su evangelio yoguico, Krishnamacharya volvió a encontrarse con tiempos difíciles. Ya en 1947 el numero de alumnos había bajado, considerablemente, en el Yogashala. Según Jois, solo quedaban tres alumnos. El patrocinio gubernamental también se había terminado, India había obtenido su independencia los políticos que reemplazaron a la familia real de Mysore tenían poco enteres en el Yoga. Krishnamacharya lucho por mantener viva la escuela, pero en 1950 tuvo que cerrar. Un krishnamacharya de 60 años se vio en la situación de tener que empezar todo de nuevo. A diferencia de algunos de sus protegidos, Krishnamacharya no tuvo la fortuna de disfrutar de los beneficios de la creciente popularidad del Yoga. Continuo estudiando, enseñando y desarrollando su Yoga en casi total oscuridad. Iyengar estima que este periodo solitario , cambio la disposición de Krishnamacharya. Según Iyengar, Krishnamacharya podía permanecer distante bajo la protección del Maharajá de Mysore. Pero entregado a si mismo, obligado a conseguir sus propios estudiantes, tuvo mas motivación para adaptarse a la sociedad y desarrollar mayor compasión. Asi fue como, en 1950, cuando Krishnamacharya luchaba por conseguir trabajo, debió aceptar un puesto de profesor en Mysore, en el Vivekananda College de Chennai. Nuevos estudiantes aparecieron, incluyendo gente de diferentes profesiones, estratos sociales y en variadas condiciones de salud. Krishnamacharya tuvo que ingeniárselas para inventar nuevos métodos de enseñanza. Y, a medida que iban apareciendo estudiantes con menos aptitudes físicas algunos incluso con incapacidades, Krishnamacharya debió adaptar las posturas para satisfacer las necesidades de cada uno. Por ejemplo, instruía a un alumno que hiciera Paschimottanasana, (sentado con el cuerpo doblado hacia delante) con las rodillas estiradas para estirar los ligamentos de la corva, mientras que hacia hacer la misma postura a otro estudiante, pero con las rodillas dobladas. Del mismo modo, modificaba la respiración de acuerdo a las necesidades de sus alumnos, a veces reforzando el abdomen poniendo mayor énfasis en la exhalación otras, en la espalda, poniendo énfasis en la inhalación. Krishnamacharya variaba la duración, frecuencia y las secuencias en los asanas para ayudar a los estudiantes a alcanzar metas especificas de corto plazo, como recuperarse rápidamente de una enfermedad. Y , a medida que los alumnos progresaban, los ayudaba a refinar las posturas hasta conseguir la forma ideal. En su estilo particular, Krishnmacharya ayudaba a sus estudiantes a evolucionar de un Yoga que se adaptaba a sus limitaciones individuales, a un Yoga que maximizaba sus habilidades. Este enfoque, que hoy día se conoce con el nombre de Viniyoga, se convirtió en la marca registrada de la enseñanza de Krishamacharya en sus décadas finales. Krishnamacharya parecía siempre dispuesto a ampliar estas técnicas a casi cualquier estado de salud que presentara un desafió. En una oportunidad, un doctor le pidió que le ayudara con un paciente había tenido un infarto cerebral. Krishnamacharya manipulo los miembros sin vida del paciente poniéndolos en diferentes posturas, una especie de yogaterapia. Y como con muchos estudiantes de Krishnamacharya, la salud de esta persona mejoro, y también la fama de Krishnamacharya como terapeuta. Fue la reputación de terapeuta la que atraería al ultimo, y uno de sus mayores discípulos. Pero en ese tiempo, nadie -y menos Krishnamacharya – sospecharía que su hijo, T.K.V. Desikachar, llegaría a ser un famoso yogui, el que traspasaría del mundo del Yoga occidental, la linea completa de las enseñanzas de su padre, en especial la de los últimos años.

Manteniendo la llama viva.

Aunque nacido en una familia de yoguis, Desikachar nunca sintió el deseo de continuar con la tradición. De niño, se alejaba de su padre cuando este le pedía que hiciera asanas. Krishnamachatya lo agarro una vez, le ato las manos y pies en Baddha Padmasana ( postura del loto con los brazos cruzados detrás de la espalda y las manos en los pies) y allí lo dejo por media hora. Este tipo de pedagogía no motivo a Desikachar a estudiar yoga, pero seguramente la inspiración llego por otros medios. Después de obtener un titulo de ingeniero en la universidad, Desikachar vino a visitar a su familia por un corto tiempo. Iba camino a Delhi, donde le habían ofrecido un buen trabajo en una firma europea. Una mañana cuando estaba sentado en los peldaños de la entrada de la casa leyendo el periódico, vio acercarse por la estrecha calle un enorme vehículo americano que se detuvo justo en frente de la casa de Krishnamacharya. En ese preciso momento su padre salió de la casa, vistiendo solo un dhoti (tela de algodón enrollada alrededor de las caderas) y las marcas sagradas que indican una vida entera de devoción al dios Vishnu. Del asiento trasero del auto, descendió una mujer de apariencia europea, de mediana edad, gritando: “ ¡Profesor, profesor! ”. Se lanzo sobre los brazos de Krishnamacharya con un abrazo efusivo. La sangre debe habérsele ido de la cara a Desikachar al presenciar esto, y sobretodo, cuando vio que Krishnamacharya también la abrazaba. En esos días, las mujeres occidentales y los Bramines no se abrazaban especialmente no en medio de la calle, y menos tratándose de un Bramin tan observante como Krishnamacharya. Cuando se hubo ido la mujer lo único que atino a decir Desikachar fue : ¿Por qué?. Krishamacharya le explico que la señora habia estado estudiando yoga con el, y que gracias a su ayuda, la mujer por primera vez en 20 años había podido conciliar el sueño. Quizá, la reacción de Desikachar al escuchar esta revelación fue una suerte de providencia o karma, sin duda esta prueba del poder del yoga le sirvió como una curiosa epifanía que, cambiaria su vida para siempre. En un instante resolvió aprender lo que sabia de su padre. Krishnamacharya no recibió, de buen grado, este repentino interés de su hijo por el yoga. Le dijo que continuara con su carrera de ingeniero y que dejara el yoga tranquilo. Desikachar se negó a escuchar. Rechazo el trabajo en Delhi, encontró trabajo en una firma local e insistió a su padre que le diera clases. Eventualmente Krishnamacharya acepto. Pero, para asegurarse de que el interés de su hijo era genuino – o para descorazonarlo- Krishnamacharya también fijo la hora de inicio de las clases a las 3:30 de la mañana cada mañana. Desikachar acepto, pero también puso su propia condición: Nada que tenga que ver con Dios. Un ingeniero pragmático como el vio la necesidad de la religión. Krishnamacharya respeto la decisión de su hijo e iniciaron las clases con asanas y recitando los Yoga Sutras de Patanjali. Y, como la familia entera vivía en una sola habitación, no les quedo mas remedio, medio dormidos, que sumarse a las clases. Las lecciones continuarían por 28 años aunque ya no tan temprano. Durante los años que enseño a su hijo, Krihsnamacharya continuo refinando su enfoque sobre el Viniyoga, haciendo programas especiales para los enfermos, para las mujeres embarazadas, niños, y por supuesto, para aquellos en la búsqueda dela autorrealización espiritual. Llego, incluso, a dividir la practica de yoga en tres etapas, representando la juventud, la edad madura y la vejez: Primero, desarrollar fuerza muscular y flexibilidad, segundo, mantener la salud durante los años de trabajo y de sustento de la familia, y finalmente, ir mas allá de la practica física para enfocarse en Dios. Desikacachar observo que a medida que iban progresando los estudiantes, Krishamacharya no solo comenzaba a poner énfasis en l practica de asanas mas avanzadas, sino que también, en los aspectos espirituales del yoga. Desikachar se dio cuenta de que su padre sentía que cada accion era en si misma, un acto de devoción, que cada asana debía conducir hacia la calma interior. Del mismo modo, el énfasis que ponía Krishnamacharya en la respiración tenia por objeto transmitir implicaciones espirituales, conjuntamente, con beneficios fisiológicos. De acuerdo a Desikachar, Krishnamacharya describía el ciclo respiratorio como un acto de entrega: Inhala y Dios se acerca. Mantén la respiración, y Dios permanece contigo. Exhala, y tu te acercas a Dios. Mantén la exhalación, y entrégate a Dios. Durante los últimos años de su vida, Krisnamacharya introdujo los cantos vedicos en la practica de yoga, siempre ajustando el numero de versos para que coincidieran con el tiempo que los alumnos debían permanecer en las posturas. Esta técnica puede ayudar a los estudiantes a mantener enfocada la mente y los prepara para la meditación. Cuando Krishnamacharya se inclinaba hacia los aspectos espirituales del yoga, respetaba las creencias individuales. Una de sus mas antiguas estudiantes, Patricia Miller, que enseña hoy día en Washington D.C., recuerda que el dirigía las meditaciones ofreciendo alternativas. Instruía a sus alumnos que cerrara sus ojos observaran el espacio entre las cejas, y luego, decia: Piensa en Dios. Si no en Dios, en el sol. Si no en el sol, en tus padres. Explica Miller que Krishnamacharya exigía solo una condición: Que admitamos que existe un poder mas grande que nosotros mismos.

Preservando un legado.

Desikachar propaga hoy día el legado de su padre, dirigiendo el instituto Krishnamacharya Yoga Mandiram, en Chennai, India, donde se enseñan todos los diferentes enfoques que tenia Krishnamacharya sobre el yoga y sus escritos son traducidos publicados. Con el tiempo, Desikacahar abrazo toda la gama de las enseñanzas de su padre, incluyendo su veneración por Dios. Desikachar, sin embargo, comprende el escepticismo occidental y enfatiza la necesidad de despojar el yoga de sus atadura hinduistas, de manera que siga siendo un vehículo para toda la gente. La visón del mundo de Krishnamacharya estaba enraizada en la filosofía vedica, la vision del mundo occidental lo esta en la ciencia. Versado en ambas, Desikachar ve su rol como el de un traductor, llevando la antigua sabiduría de su padre a oídos modernos. El principal propósito de Desikachar y el de su hijo Kausthub, es el compartir esta antigua sabiduría con la próxima generación. Le debemos a nuestros hijos un futuro mejor, dice. Su organización mantiene clases para niños y también para los niños incapacitados. Y, además de publicar historias y guías espirituales con un sabor contemporáneo, Kusthub también esta produciendo videos para demostrar las técnicas, para enseñarle a los jóvenes, usando los métodos inspirados en el trabajo de su abuelo en Mysore. Aunque Desikachar paso casi tres décadas como alumno de Krishnamacharya, dice solo haber captado los fundamentos de las enseñazas de su padre. Tanto los intereses como la personalidad de Krishnamacharya semejan un calidoscopio, Yoga era solo una fracción de lo que el sabia. Krishnamacharya también estudio disciplinas como la filología, la astrología y también la música. En su propio laboratorio ayurvedico preparaba formulas en base a yerbas. En India sigue siendo as conocido como terapeuta que como yogui. También era conocido gourmet, horticulturista y un gran jugador de cartas. Pero el conocimiento enciclopédico que, a veces, lo hacia aparecer distante, incluso arrogante en su juventud – intelectualmente intoxicado, como suavemente lo caracteriza Iyengar- con el tiempo creo la necesidad de comunicarse mejor con la gente. Krishnamacharya se di cuenta de que una parte importante del conocimiento tradicional indio que el atesoraba estaba desaparecido, y decidió abrir su gran reserva de conocimientos a cualquiera con sano interés y suficiente disciplina. Sintió que el yoga tenia que adaptarse al mundo moderno o desaparecer. Hay un dicho indio que dice que cada tres siglos nace alguien para reenergizar una tradición. Es posible que Krishnamacharya fuera uno de esos avatares. Teniendo un gran respeto por el pasado, no dudo en experimentar e innovar. Desarrollando y refinando diferentes ángulos, hizo que el yoga fuese accesible a millones de personas. Esa difusión y facilitación del yoga a todo el mundo es su mas grande legado. Tan diversas como pueden ser las practicas nacidas del linaje de Krishnamacharya, la pasión y la fe en el yoga siguen siendo la herencia común. El mensaje tácito que proveen sus enseñanzas es que, el yoga no es una tradición estática, es un arte vivo, que respira y crece constantemente, a través de los experimentos y experiencias de cada practicante. Artículo de la Revista Yoga Journal – Autor Fernando Pagés Ruiz. (traducido por Fernando Maureira)

Taller de Hatha Yoga con Sergio Martínez

Estamos encantadísimos de acoger a Sergio Martínez en nuestra ciudad!! Es una ocasión única y una oportunidad de aprender del Maestro con la experiencia y conocimiento de Sergio. ¡Os esperamos! Las plazas son limitadas a 12 personas.

Yoga Caceres

SERGIO MARTINEZ POSE
“Soy psicólogo de profesión. Creé mi propio sistema de terapia basado en la práctica de yoga nidrâ, obteniendo buenos resultados en sesiones terapéuticas con diferentes clientes y en diferentes lugares del planeta.
Junto con mi mujer e hijo, he vivido en India durante 10 maravillosos años.
Encuentro a mi Maestro de Yoga, cârya Venkatesha, en Mysore a finales del año 2002 y continúo con él hasta que dejo la India para volver a instalarme en España en el año 2016.
Esos años han dejado una huella imborrable y profunda que nos guía en nuestro camino personal y se refleja de manera ardiente en la enseñanza.
Enseño Yoga a través de seminarios y retiros en diferentes localidades en España, Italia y Suiza.
Actualmente, estoy impartiendo lo que he llamado Formación Intensiva de Practicantes de Yoga – FIPY. La primera Formación de este tipo en España ha concluido con éxito en Vigo y en Madrid y actualmente hay tres grupos rodando en Elche, Barcelona y Badajoz.”

MARICHYASANA 2 (1)

 

 

Manual práctico de yoga de Carlos Miguel Pérez

Me encantan los libros, los libros de yoga y aún más los muy buenos libros de yoga!! Pienso que la práctica personal es muy importante pero el apoyo teórico también es muy necesario. Os quiero presentar un libro de gran valor, tanto teórico como práctico, escrito por mi Maestro, yogacharya Carlos Miguel Pérez.

En su libro él trata los orígenes de yoga, diferentes conceptos y técnicas de hatha yoga. El libro permite profundizar en su conocimiento a los profesores y practicantes de cualquier nivel, está lleno de información útil y práctica, que servirá como apoyo en el camino del aprendizaje, autoconocimiento y en la investigación de los orígenes de la disciplina yógica.

El libro incuye más de 170 fotos de posturas, ilustraciones gráficas de los aspectos filosoficos, un capitulo dedicado a la alimentación (aparte de otros muchos capítulos), acceso a las clases interactivas y aporta el conocimiento necesario para realizar sus proprias sesiones de yoga, ya sea la practicar en casa, durante el viaje o las vacaciones. La verdad es que me impresionó  y alegro ver un libro como este entre las últimas ediciones  acerca del yoga en España y Europa. Es uno de los libros que aconsejo realmente tener en la biblioteca de todos los interesados en conocer el yoga más profundamente, y por supuesto en la biblioteca de cada maestro.

Como siempre, Carlos Miguel es muy preciso y exacto en sus definiciones, cada frase del libro está muy repleta y contiene mucha información. Todos los temas están tratadas desde más de 50 años de experiencia enseñando de yoga; con un conocimiento único, elaborado y profundo. Totalmente recomendado!! Y la buena noticia es que ahora se puede obtener el libro en Cáceres en nuestras instalaciones y directamente con su autor siguiendo este enlace: http://yoga-vasudeva.org/libro-manual-de-yoga/ .

 

b8736e134c35b717e1c502464cd1caa8

Madrid Yoga Day 2018

Ya puedes inscribirte (sólo 80 plazas) a MADRID YOGA DAY 2018. Info en el 697.177.118 o puedes hacer tu inscripción on-line consultando el programa completo pinchando en el siguente enlace  http://www.madridyogacongress.com/

27749865_650709448386642_8766496536653118302_n

Que estudiamos en nuestras clases

Contenidos de la formación yogica en nuestras clases diarias 

6qItdzMvZyU

Asana – estudiaremos las posturas – de pie, de rodillas, sentadas, tumbadas boca abajo  boca arriba, invertidas; trabajaremos estiramientos laterales, inclinaciones hacía delante y hacía atrás, extensiones de la columna, torsiones, inversiones. Siempre empezaremos con la postura básica correcta con el fin de prevenir las lesiones y aprender a vivir sin las tensiones innecesarias. Aprenderemos el significada y los beneficios de cada postura que trataremos, como entrar y salir de forma correcta y sana de cada postura, como adaptarla a nuestras necesidades, al embarazo, lesiones etc, y como evitar las lesiones para lograr la practica saludable y con el máximo rendimiento. Aprenderemos las compensaciones (contra posturas) para cada postura, las enlazaremos en las secuencias cortas y más largas, para poder practicarlas en casa e ir aumentando este conocimiento cada vez más en las clases. Trabajaremos tanto individualmente como en parejas lo que nos facilitará el mejor aprendizaje de las posturas, nos hará ver que cada cuerpo es muy diferente y de esta mañera nos hará aceptar nuestro cuerpo.

Cada postura y cada secuencia se estudia a diferentes niveles, según la experiencia de cada persona, por esta razón tenemos división de grupos y niveles, para que cada uno y cada una pueda aprovechar sus sesiones de yoga del todo, sacar el beneficio en cada clase sin importancia del tiempo que lleva practicando – que sea un día o trenta años!! En las clases más dinámicas tendremos menos explicación de cada postura e iremos entrelazando las posturas en una secuencia larga, creando así una clase fluida, exigente y muy meditativa en mismo tiempo.

En las clases con las chicas embarazadas haremos las posturas y ejercicios respiratorios que están destinadas específicamente para el embarazo.

Alineación y los ajustes – dedicaremos unas cuantas clases al análisis de alineación de las posturas principales, principios anatómicos en el trabajo correcto en las posturas, y aprenderemos los ajustes manuales en estas posturas en parejas.

Pranayama – haremos mucho enfoque en la respiración correcta desde la primera sesión de yoga. Estudiaremos la respiración completa, los ejercicios respiratorios que nos prepararán al práctica de pranayama, técnicas para mejorar nuestra respiración y lograr la respiración profunda. Durante las clases respiraremos con la respiración completa y con ujjayi, respiración sonora. Practicaremos Sama Vritti pranayama, Nadi Sodhana pranayama, Anuloma Viloma, Bhastrika

Kriya – ejercicios de purificación. Aprenderemos Nauli y Kapalabhati, y las practicaremos. También se aprenderán más técnicas de purificación física y energética.

Mantra – aprenderemos varias mantras, empezando con el mantra Universal OM la que recitaremos en cada sesión. Estudiaremos el significado de mantras, su uso y aplicación, pautas para su práctica. Recitaremos las mantras y también las cantaremos con el armonio en forma de kirtan.

Meditación – estudiaremos las técnicas básicas para la meditación. Se explicarán las técnicas para la meditación regular, las pautas, trataremos los obstáculos en ese camino y como superarlos. Se harán las meditaciones guiadas.

Aparte de la postura y técnicas psico-físicas, trataremos los temas de la filosofía de yoga, los textos antiguos como el Yoga Sutras de Patanjali y Hatha Yoga Pradipika (y otros también); hablaremos sobre alimentación durante la práctica de yoga, las pautas para la salud, trataremos los temas relacionados con el Ayurveda – el uso de los aceites, combinación de los alimentos, rutina diaria,  – todo para la vida sana y feliz.

Relajación – técnicas de relajación consciente forman parte de cada sesión de yoga o meditación o canto de mantras que hacemos. También usaremos mucho el sonido y la vibración sonora de los cuencos tibetanos, que tienen el efectos saneado para todos los órganos y sistemas de nuestro cuerpo, relajan la mente y nos llevan al estado de armonía y conexión con nosotros mismos.

Quién imparte las clases:

22854600_10214550937744827_152421641_n

Licenciada en traducción e enseñanza de idiomas, decide cambiar el rumbo de su vida en 2006 y dedicarse plenamente a enseñanza de Yoga la que ya llevaba practicando desde 2001. Impartió clases regulares de yoga en distintos Centros Culturales de Madrid durante dos años y medio, y después se trasladó a Cáceres donde pude formar su escuela y seguir con la investigación y exploración del mundo de yoga a la vez transmitiendo la enseñanza a la gente. Participa como ponente en diferentes eventos de yoga a nivel nacional e internacional (Portugal), tales como el Congreso de Yoga de Madrid, Festival de Bal-Folk (Lisboa), el Dia de Salud en Cáceres y eventos locales de Extremadura.

Formación: Curso de Profesores de Hatha Yoga de 500 horas con Carlos Miguel Perez, en su centro Vasudeva (Madrid); estudiante de KPJAIY de Mysore (India); entre sus Maestros son Saraswathi Rangaswami astanga (ashtanga, chanting; India), Manju Pattabji Jois (ashtanga; chanting; India), Surinder Singh (hatha; India), Tomás Zorzo (ashtanga; España), David Williams (ashtanga; EEUU), David Swenson (ashtanga; EEUU), Mark Robberds (ashtanga; Australia), Peter Sanson (ashtanga; Nueva Zelanda), Angela Farmer (hatha yoga; Inglaterra), BNS Iyengar (mudra; India), Radha Rajani (mantra y voz; Italia), Lakshmish Bhat (chanting, sánscrit, filosofía; India)…

En sus clases Vika trabaja mucho con la unión de la practica de asana, la expresión corporal y las técnicas mentales y respiratorias, y el sonido de mantras, con el fin de crear un ambiente de aprendizaje y descubrimiento de la propia naturaleza. Se enfoca sobretodo en la apertura interior, eliminación de los bloqueos físicos y emocionales, confianza en si mismo y aceptación de su propia naturaleza.

 

 

Ashtanga durante el embarazo

Glandula Pineal, qué es y cómo podemos trabajarla

Holistic Health

Resultado de imagen de La piña es el precursor evolutivo de la florLa pineal es una pequeña glándula ubicada en nuestro cerebro, la cual es muy importante trabajarse, para abrir la puerta a nuevas experiencias ya que conecta nuestra mente y cuerpo físico con el universo y con las dimensiones del mundo espiritual. En este post, te hare una breve explicación de su funcionamiento, su simbología y uso en diferentes culturas ancestrales y explicare como trabajarla con Yoga Kundalini.

¿ Que es la Glandula Pineal ?

La glándula pineal, que tiene forma de piña, se encuentra en el centro geométrico de nuestro cerebro y está estrechamente relacionada con nuestra percepción de la luz. Produce melatonina, una hormona derivada de la serotonina, por lo que modula los ritmos circadianos, ciclos biológicos de 24 horas que se caracterizan por patrones de sueño vigilia, regulando así nuestro ciclo del sueño. Regula el funcionamiento de todas las demás glándulas. Se la puede considerar la reina, la encargada de dirigir la…

Ver la entrada original 1.878 palabras más

Trikonasana in the Beatles Ashram

Utthita Trikonasana masiva in the Beatles Ashram in Rishikesh – ¡Qué bonito!

20155956_1913802335540748_4903874774840442455_n

Los Rishis, ¿quienes son?

December 2012 Newsletter from Srivatsa Ramaswami—RISHIS

RISHIS

During my long studentship with Sri Krishnamacharya, he taught several
asanas and vinyasas normally not well known at that time. Some bore
the names of renowned sages or rishis. I had known about rishis being
associated with a few asanas even earlier but these were mostly seated
poses, basically meditative postures like Vajrasana also known as
Dadhichi asana about which I had written earlier. But Sri
Krishnamacharya taught several new asanas I had not known, not even
heard of before. These were also featured in his book Yoga Makaranda.

Some like Bhardwajasana, Marichyasana are simple seated poses but many
others are more difficult ones and one may wonder if the rishi would
be able to stay for a long time in those postures and also meditate.
Of course some of the asanas were one legged poses like Bhagiratasana
and Durvasasana but I had heard  and also read in some puranas that
such one legged standing poses were resorted to by several tapasvins
to get the blessings of the Lord. The asanas named after rishis and
taught by my Guru can be classifies into simple seated meditative
poses like Dadhichi asana (vajrasana), more involved seated poses like
Bharadvajasana, Matsyendrasana, Marichyasana and others. Then we have
a few poses which can form a group like the ‘side plank’ poses such as
Vashishtasana, Viswamitrasana, Kasyapasana and others. Then we have a
series of poses centered around ‘ekapada sirsasana’ like Kapilasana.
Krishnamacharya thus taught many asanas bearing the names of well
known rishis—many of which I had not heard of, before I came to study
with him.

These Rishis were well known though, not necessarily for their
yogasana capabilities. There is a view that the entire vedas was
called Arsha or the creation of rishis, even though Sri
Krishnamacharya would say, quoting the vedas, that the vedas are
apourusheya or not created by human beings. The view is that the vedas
were created by creator Brahma when creation took place but were
dormant. The rishis with their deep contemplation were able to tune in
with the hidden vedic mantras and then gave it to human beings for
proper use and understanding. So the rishis were known as “seers of
mantras”, as Yaska the vedic etymologist would say “Rishayah
Mantradrashtarah”. But then vedas were considered revelation of the
absolute truth so another definition of a Rishi as quoted by Sri
Krishnamacharya from a well known Sanskrit thesaurus “Amarakosa” is
that Rishis are revealers of Truth (Rishayah Satyavachasah). Of course
both the definitions could amount to the same. So we can say Rishis
are those who reveal the absolute truth after they experience the
truth through the discovery of vedic mantras. Some scholars indicate
that the words Rishi, Rtam (truth), Rju (proof), Rk( vedic mantra),
Arjava (straightforwardness) can be traced to one sanskrit root “rj’
meaning ‘to be straight’ .

Kapila was a vedic rishi, and still some Indian families carry his
name. According to Bhgavata purana he was the avatar of Lord Narayana
Himself. His discussions and advice to his mother on spiritual matters
known as “Kapila-devaahuti samvada” is very well known. He is credited
with the formalization of the Samkhya philosophy. It was also known as
Seswar Samkhya. He is also credited with the Samkhya Sutras one of the
earliest works on Samkhya even as Iswarakrishna’s Samkhyakarika became
the standard text for Samkhya philosophy. Kapila also is associated
with the story of how the Ganga was brought to earth from the lofty
heights of the Himalayas by Bhagirata. Please read the story of
Bhagirata in an earlier Newsletter.

Maharshi Kashypa is another well known vedic rishi. Reference of
Kashyapa is found in some Buddhist literature also. Rishi Kashypa is
mentioned along with the understanding of the solar system in the well
known Surynamaskara portion of the vedas. ”Kashyapaf pashyako
bhavati”. He is said to be the son of Marichi (does it ring a bell?)
who was believed to be one of the ten ‘mind children’ (manasputras) of
Brahma. Here is an interesting story about how different species were
created. Kashyapaa married 13 women and through them were born so many
offspring/progeny that the whole universe was filled different beings.
Divine beings like the 12 suns (adityas), several creeds of demons,
tigers and lions, birds like garuda (eagle), then snakes and other
reptiles all were born to these women, each set of species to
different wives. Kashyapa thus became the father of all beings and all
beings of the universe were considered to be related to one another
(not just the human beings) through a common forefather Kashyapa. Thus
not only other human beings but all the beings belonging to all the
species were considered kith and kin. Many families in India still
carry his name.

Sage Bharadwaja is another renowned vedic rishi. He is considered to
be a great vedic scholar and teacher. An episode found in the Kaataka
portion of the Taittiriya sakha of Yajur Veda would be of interest.
Bharadwaja was so much concentrating in studying the vedas that even
as the life was coming to an end  he was still continuing with his
studies. Indra, the Lord appeared before him and reminded him that it
was almost the end of his life. He told Bharadwaj, “Bharadwaja!! If I
give you another human life what would you like to do?” Back came the
reply, “I will study the Vedas further”. Upon that, the Lord asked him
to look at the three huge mountains the Lord created and took out from
each one of them a handful of earth and placed them before Bharadwaja
and said, “These mountains represent the three vedas and the three
handfuls of dirt in front of you represent the vedas you have studied
so far. You see the vedas are innumerable and infinite (ananta vai
vedaH) and any number of births would not be sufficient to exhaust all
the vedas. You try to understand the essence of the vedas, the source
of all the Universe, the Brahman.” And Bharadwaja became a great
spiritual teacher of the vedas. Again many families carry the
Bharadwaja name.

Vasishta and Viswamitra are two renowned vedic rishis. I have already
written about these two in an earlier article “Yogagate”. Viswamitra
is credited with revealing one of the most important mantras of the
vedas, the Gayatri which is used by thousands everyday and is the
mantra used lifelong by many. Viswamitra also is credited with
teaching a pair of important mantras to Lord Rama (and Lakshmana),
known as balaa and atibalaa mantras in the Ramayana. If one masters
the bala mantra one would not tire during a war and the atibala would
protect the disciple from thirst and hunger while on the battlefield.
Again many families still carry the name of Vasishta and Viswamitra’s
earlier name Kausika.

These are some of the stories of rishis well known to yogis through
the asanas that bear their names. There are many more rishis whose
lives, discoveries and service to mankind in the spiritual path are
very significant and can be found in vedas, puranas, itihasas, smritis
and various other ancient works.

Usually mantra meditation(japa) is well organized. When one wants to
use a mantra she/he should associate the mantra with the author rishi
of the mantra, the meter in which it is constructed and the devata or
the divinity it addresses. If you take the gayatri mantra, you first
say the rishi of gayatri mantra is Viswamitra and touch your head
(nyasa) with the finger tips as head(brain) is the thinking instrument
the rishi used to discover the mantra. One touches the nose(instead of
the mouth) and mentions the name of the meter in which the mantra
occurs and then one touches the heart and mentions the deity that the
mantra represents. In the case of the Gayatri mantra the meter is
(nichru)gayatri and the devata is  savita the bright sun and of course
the rishi is   Viswamitra.  There is another interesting procedure for
the  Gayatri meditataion. Prior to Gayatri meditation one has to
welcome or imbibe/invoke into oneself Goddess Gayatri and there is a
mantra called  ‘gayatri  avaahana mantra ‘.  the rishi of this vedic
mantra is Vamadeva and the meter is anushtub and the devata is of
course Gayatri. Likewise when one uses the pranava, the rishi in this
case is Brahma the creator Himself– it is said in the vedas that
Brahma created the Universe chanting “OM”. “Om iti brahma prasauti”
say the vedas. Then in the daily Sandhya routine the seven vyahritis
mantras are used while doing pranayama. The seven vyahritis are bhuH,
bhuvaH, suvaH etc. These are important mantras next only to pranava
and gayatri. Which are the rishis associated with these seven mantras?
They are the seven rishis (sapta rishis) who are Atri, Bhrugu, Kutsa,
Vasishta, Gautama, Kashyapa and Agirasa. What are the seven main
meters found in the vedas? They are gayatri (6 syllables per line),
ushnik (7 syllables), anushtup, the most common meter (8 syllables),
brihati (9 syllables), Pankti (10 syllables) tushtup (11 syllables)
and jagati (12 syllables). And the devatas or divine beings
represented by the mantras and meditated on in the heart would be
agni, vayu, arka, vageesa, varuna, indra and visvedevaH.

When I was young I used to do the rishi asanas with reverence. One day
I started wondering how the sages could stay in these postures like
viswamitrasana, durvasasna for a long time and still meditate. Maybe
some yogis gave the names of rishis for some of the postures. Maybe
asanas with rishi names can be found in older texts like puranas and
smritis, I do not know. It is one of the million questions I did not
ask my Guru. Many postures are named after objects like
catushpadapeetam or table pose, Some were given the names representing
the effects the posture has like paschimatanasana (posterior stretch
pose) or sarvangasana (whole body benefiting asana) and some were
named after rishis I guess. The rishi poses are majestic,  great fun,
but the mantras and philosophies of the rishis are very profound
indeed. Rishis are known  and remembered more for the mantras and
philosophies and not so much for their yoga poses.

Sincerely
Srivatsa Ramaswami

10372584_779859922081809_2271473766101976755_n

Práctica durante los días flojos

Muy buenas!!
En esta entrada os presento un extracto de la entrevista con el Maestro Manju Pattabhi Jois, el hijo mayor de Guruji Sri Patabhi Jois, que lleva enseñando el yoga durante 60 años y practicándola desde los 6 años. Responde a las preguntas como practicar estando enfermo, con la fiebre, durante del embarazo y periodo en caso de las mujeres. Muy interesante y auténtico!!
Q: If you are sick is it OK to practice?
Manju Jois: It depends on what kind of sick you have. If you have a headache you can still do it, if you have a stomachache, (it’s OK)..
Q: And a fever?
Manju Jois: High fever NO. If you have a stomach problem you still do it. Any other kind of fever… or cold, just take it easy. If you have cold don’t practice, the mucus is coming out, let it come out, don’t practice. Because they are all natural things. If your body produces more mucus it automatically discharges it. So people should not take any medication to stop it. And high fever, it is the pita, the body gets overheated and the body starts sweating so you don’t overheat it by practicng.
Q: And pregnant women? They can do after the third semester?
Manju Jois: After three months, yeah. And after they have the baby they can take a break for a month, then jump on the waggon.
Q: What about women having their period, what is it they can do and cannot do?
Manju Jois: We don’t advise them to practice yoga then, take the period off. Because this menstrual cycle you go through, if you mess with that then in the future they will have problems. So that’s why you have to take it easy. Be like an Indian women, they don’t do anything for three days. They don’t cook for three days, they don’t clean for three days, just watching soap opera…the husband comes home and has to do all the things when he comes home, “Nothing is made what happened“? “It’s My period“. ” Oh my god..”. Then he has to get in the Kitchen and start cooking. So that’s why we all know how to cook.
Y el vídeo de Manju hablando sobre Ashtanga yoga :
https://youtu.be/BS8EOclYHPg

Yoga Makaranda de Krishnamacharya

Krishnamacharya Primary poster Black and White

El Yoga Makaranda fue el primer libro de Sri  T.  Krishnamacharya (Guru de Sri K.  Pattabhi Jois)  escrito en 1932. Se cree que Krishnamacharya escribió este libro en  menos de una semana (algunos dicen que lo escribió en 4 días) y fue publicado por primera vez en lenguaje Kanada en 1934, siendo posteriormente traducido al tamil.

Sobre los orígenes de este texto, se sabe que Krishnamacharya después de su vuelta de los Himalayas, luego de pasar un periodo de siete años de instrucción con su Guru Rama Mohan Brahmachari, pasó algún tiempo en Varanasi. Curiosamente en esa fecha, cumplía sesenta años la madre del Maharaja de Mysore: Krishna Raja Wadiyar IV, residenciada en Varanasi, lo que llevó al Maharaja a esa ciudad donde se encontraría con Krishnamacharya. Entre los dos hombres surgió una gran amistad. Krishna Raja Wadiyar se convirtió en un importante alumno y benefactor de Krishnamacharya. De esta manera, Krishnamacharya empezó pronto a enseñar en el  templo Vishnu en Mysore junto al palacio Jaganmohan en el centro de la ciudad. Por pedido del Maharaja escribió algunos libros, siendo el primero de ellos el Yoga Makaranda, también escribió en ese período el Yoganjali y Yogasanalu. Krishnamacharya no era solamente el maestro de yoga del Maharaja sino también su amigo y consejero en asuntos políticos.

Screen Shot 2012-05-17 at 06.47.24

Según se sabe, este texto no se volvió a editar posteriormente. Hasta hace quizá un año, era prácticamente imposible conseguir una copia, muchos buscadores decían que la única copia disponible  se encontraba en Biblioteca del Palacio del Maharaja en Mysore. Hubo muchas polémicas sobre como conseguir un ejemplar de este texto.

Felizmente, el Yoga Makaranda fue liberado de forma gratuita al mundo por Lakshmi & Nandini Ranganathan y montado por primera vez en el blog de Grimmly07 en abril del 2011. Este Texto es considerado para muchos el Santo Grial, el “origen” del sistema vinyasa, por ser el primer texto escrito disponible (y accesible) sobre vinyasa krama (Siendo el paradero del Yoga Korunta desconocido, ya que el texto supuestamente fue destruido). No sólo es de gran importancia para los practicantes del Sistema Ashtanga Vinyasa, sino  también es fundamental para los practicantes de la mayoría de los estilos de yoga actual sucesores del Sistema Vinyasa Krama original. Al leerlo se puede observar la clara influencia que dejo este libro sobre nuestro amado Guruji, reflejándose posteriormente en su obra: Yoga Mala, el cual es sin duda el texto más importante para los practicantes de Ashtanga vinyasa Yoga.

A continuación les anexo una copia PDF de este maravilloso texto:

Haz clic para acceder a makaranda.pdf

3.Tiryangamukha Dakshinapada Pascimottanasana poster

 

Saludo al Sol para los más pequeños

Hoy os quiero presentar este artículo, escrito por Yoga Adictos, sobre el tema muy actual para todos los padres: práctica de yoga para los más pequeños de la familia, y concretamente Saludo al Sol.

yYOatiUAgSk

Los niños son personalidades completas pero inexpresadas. Son las semillas dentro de las cuales el todo está contenido de una forma potencial. Vemos las misteriosas transformaciones de la vida alrededor y dentro de nosotros todos los días, sin embargo, todavía no entendemos el proceso. ¿Cómo podemos realmente ayudar a nuestros hijos a crecer si nosotros mismos no somos dueños de nuestras propias fuerzas vitales? Sólo un maestro jardinero sabe cuánta agua, fertilizante y poda necesita una planta. De la misma manera, si no somos maestros, entonces no debemos tratar de podar a nuestros hijos, para no cortar una parte esencial que puede no volver a crecer.

El Gurú es el maestro jardinero del cuerpo, la mente y el alma. Él sabe cómo guiar el crecimiento del niño a través de todas las etapas de desarrollo. Como una simple fórmula, los maestros espirituales desde tiempos ancestrales han prescrito Surya Namaskar junto con un simple Nadi Sodhana pranayama y gayatri mantra para los niños a partir de los 8 años. Así, el desarrollo integral de los niños se asegura desde una edad temprana.

SURYA NAMASKAR EN EL AULA

Hoy nuestros niños se sientan en aulas masificadas, todos muy juntos y adoptando malas posturas sobre sus pupitres, con las mentes cansadas de tanta actividad intelectual y extraescolar. Se entiende por educación cuando entramos en una institución con el fin de adquirir las habilidades intelectuales y la capacidad para un trabajo o profesión. Sin embargo, la educación real no es sólo para el cumplimiento de los compromisos externos, sociales y económicos, sino también para la comprensión interior y el crecimiento de la personalidad en todos los niveles -físico, mental y espiritual.

En los últimos tiempos existen movimientos por parte de los educadores para aumentar la profundidad y amplitud del sistema educativo. Estas personas quieren que el lado intuitivo y creativo de la personalidad y la mente de un niño se desarrollen con el fin de corregir los desequilibrios existentes que pueden ser la causa de muchos de nuestros problemas actuales en la vida.

Surya Namaskar, Nadi Sodhana pranayama y Gayatri mantra se puede utilizar para aprovechar este potencial y para desarrollar no sólo el intelecto, sino también la intuición. De esta manera se consigue el equilibrio.

Swami Yogabhakti Saraswati (Mlle M. Flack), fundadora de Satyanandashram París y antigua profesora en el C.E.S. Condorcet High School, ha hecho un extenso estudio del uso de Surya Namaskar en el aula para equilibrar los lados intelectual e intuitivo de los niños. Ella afirma: “En opinión de padres, niños y profesores por igual, la enseñanza de prácticas de yoga como Surya Namaskar a los niños ha sido un éxito en nuestra escuela. Muchos padres, que ya han observado un efecto estabilizador en sus hijos, han sugerido que estas prácticas deberían continuar en la escuela, la única cuestión planteada aquí era la de formar más maestros en estos métodos “.

Ya existen muchos maestros y directores de todo el mundo que han asumido este trabajo y han comenzado a introducir Surya Namaskar y otras prácticas de yoga relevantes en los sistemas escolares. En todas partes descubren que unos cuantos minutos de práctica antes de que comience la clase hacen que los niños estén más ansiosos de aprender, atentos, receptivos, sensibles y comunicativos. Surya Namaskar es un excelente método para manejar de manera constructiva la exuberante energía física que poseen los niños y canalizarla hacia la salud física y mental. Después de esta serie de asanas, los niños están mejor preparados para aprender la siguiente lección.

utthita trikonasana

EQUILIBRANDO LAS EMOCIONES

Es fácilmente apreciable la importancia de equilibrar las emociones de un niño en términos de su vida futura. Debemos tener esto en mente al examinar la función de Surya Namaskar en el establecimiento y mejora de su estabilidad mental y emocional.

A la edad de ocho años la glándula pineal comienza a calcificarse y decaer, de modo que a los doce o catorce años comienza la pubertad. En la glándula pineal se encuentran las hormonas pituitarias, que son responsables de la madurez sexual y que ayudan a prevenir de una pubertad precoz. Su decaimiento prematuro a menudo permite un desarrollo sexual demasiado rápido. A veces, más de las que nos esperamos, el aspecto físico, el desarrollo de nuevas sensaciones y deseos, etc. producen ciertos desequilibrios en los jóvenes. Una mente joven es incapaz de entender y lidiar con el rápido desarrollo de los nuevos sentimientos de una manera madura, resultando un trauma emocional y generando la llamada “crisis de identidad” tan frecuente en la adolescencia. También puede conducir a un grave desequilibrio hormonal y una variedad de enfermedades, tanto físicas como mentales.

Lo que tratamos de lograr a través de la práctica yóguica es el mantenimiento de la glándula pineal, retrasando así el desarrollo sexual durante algunos años. Cuando el desarrollo emocional se une al componente físico, la madurez física puede desarrollarse de una manera controlada, libre de los traumas emocionales que dejan cicatrices permanentes en el futuro.

Surya Namaskar combinado con Nadi Sodhana pranayama, Shambhavi mudra y Gayatri mantra es el antiguo método prescrito por los yoguis y rishis para frenar la degeneración pineal. Estas prácticas ayudan a mantener joven todo el área de ajna chakra que se asienta en la glándula pineal. Si esto se puede lograr, la vida será más llevadera. Cuando los niños no son capaces de equilibrar los aspectos mentales y físicos de su ser, ¿qué sucede? Si hay una excesiva energía mental, el niño se convierte en un soñador pero no puede expresarse en todo su ser. Por otro lado, el exceso de energía física lo convierte en un torbellino, difícil de manejar. Por lo tanto, el equilibrio de estos dos polos de nuestra existencia es esencial si queremos ayudar a nuestros hijos a convertirse en adultos sanos, equilibrados y maduros.

DESARROLLANDO UNA NUEVA “RAZA HUMANA”

Surya Namaskar es una práctica que permite que la formación de la personalidad humana tenga lugar desde la temprana edad de ocho años. Un niño que tenga la suerte de recibir este tipo de formación tendrá muchas ventajas sobre sus compañeros que han recibido la educación puramente intelectual que prevalece hoy. La educación yóguica cumple el criterio del gran fisiólogo y humanista Alexis Carrel: “El desarrollo de los jóvenes entre los seis y los dieciocho años de vida debe realizarse simultáneamente en los planos anatómico, funcional, orgánico, esquelético, muscular, fisiológico, intelectual y emocionales, pues en ninguna de estas esferas el desarrollo puede desarrollarse por separado, siendo las más importantes, los aspectos fisiológicos y emocionales, y la educación debe comenzar a partir de ahí; en primer lugar debe introducirse una disciplina psicofisiológica y al mismo tiempo deben inculcarse los principios que rigen las relaciones interhumanas”.

La declaración anterior señala la necesidad de introducir la formación yóguica básica (incluida la práctica de Surya Namaskar) a nuestra juventud con el fin de producir un despliegue controlado e integrado de las funciones psíquicas y físicas que desarrollarían una “nueva raza de seres humanos”. Citando las palabras del gran humanista y médico. Albert Schweitzer: “Debe haber un nuevo renacimiento mucho más profundo que el que nos sacó de la Edad Media, un gran renacimiento en el cual la humanidad encontrará que los valores éticos son los más altos estandartes y los valores más útiles. Esto liberará a la raza humana de la realidad insensata en la que está ahora vegetando”.

Fuente: http://yogaadictos.com/saludo-al-sol-para-ninos/ , FB: https://www.facebook.com/YogaAdictos/

 

¿El Yoga cuenta como cardio?

10172808_669846466495360_3372367029908272407_n

El yoga ofrece algunos beneficios evidentes: reducción del estrés, flexibilidad muscular, una mayor sensación de bienestar e incluso para algunos la oportunidad de usar atuendos bonitos. Pero ¿cumple los requisitos de un ejercicio aeróbico?

La actividad aeróbica, caracterizada por una frecuencia cardiaca elevada y un aumento en el uso de oxígeno por parte del organismo, está ligada estrechamente a una mejor salud y una vida más larga; los lineamientos actuales recomiendan que la gente haga por lo menos 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado a la semana. Sin embargo, pocas investigaciones han analizado si el yoga es un ejercicio que cumpla con estos lineamientos. Ahora dos nuevos estudios publicados en Complementary Therapies in Medicine indican que es posible que así sea, al menos si se hace con rapidez.

La práctica de yoga por lo general consiste en posturas corporales intercaladas o seguidas de ejercicios respiratorios y meditación. Los movimientos más famosos son parte del saludo al sol, una serie de posturas que incluyen la postura de perro mirando hacia abajo, entre otras. Por lo general, se hacen al principio de las clases y pueden ser uno de los segmentos más demandantes en términos físicos.

Aun así, de acuerdo con una revisión de investigaciones sobre yoga hecha en 2016, la energía que gastan quienes se mueven con lentitud durante los saludos al sol por lo general es similar a la exigida por una caminata a 5 kilómetros por hora (este fue el caso tanto del yoga estándar como de las poses usadas en el yoga caliente estilo bikram).

Los científicos del deporte en la Universidad de Miami se preguntaron si el yoga menos lánguido podría ser más benéfico en términos aeróbicos. Colocaron máscaras y sensores en 22 voluntarios adultos, hombres y mujeres, para medir el gasto energético y la actividad muscular y los hicieron completar tantos saludos al sol como les fuera posible durante ocho minutos mientras tomaban de tres a doce segundos para mantener la postura y fluir de una a otra (los sujetos ya habían practicado yoga antes).

No es de sorprender que hacer yoga más rápidamente requirió un mayor esfuerzo y provocó una mayor quema de calorías: cerca de 48 calorías en promedio durante las sesiones de ocho minutos, en contraste con 29 calorías de los saludos estándar. Sin embargo, los investigadores también querían saber si la mayor parte de este gasto sucedía entre una postura y otra o durante las mismas.

Los saludos al sol, en particular cuando se hicieron tres veces más rápido, funcionaron como un entrenamiento de intervalos intensos, dice Joseph Signorile, profesor de la Universidad de Miami y autor principal de los estudios. La transición de una postura a otra es similar a los arranques de alta velocidad, afirma, mientras que las posturas permiten una breve recuperación.

_MG_03984_2_YogaSturmanAfrica - copia

Ocho minutos de casi cualquier tipo de entrenamiento de intervalos de alta intensidad cumplen con los requisitos para considerarse ejercicio aeróbico.

Por supuesto, la mayoría de las clases de yoga no siguen la estructura de este experimento. Quienes buscan este tipo de esfuerzo físico deben buscar clases etiquetadas como power yoga, de acuerdo con Melanie Potiaumpai, quien dirigió ambos estudios como candidata al doctorado en el laboratorio del Dr. Signorile.

El Dr. Signorile reconoce todas las virtudes no aeróbicas del yoga. “No estamos diciendo que debes ignorar la parte de la meditación”, dice. La contemplación guiada del cuerpo y el ser brinda beneficios psicológicos significativos.

Sin embargo, la energía empleada para lograrlos es casi la misma que gastas tomando una siesta.

Artículo de NY Times: https://www.nytimes.com/es/2017/02/21/el-yoga-cuenta-como-cardio/?smid=fb-share-es

Fotos: primero es del autor desconocido, y segundo es de Robert Sturman

Cómics “Yoguineando”

Namaste!!

Yoga es una disciplina muy seria y profunda, pero nos encanta practicarla con humor y alegría! Por esto, aprovechamos para compartir estos maravillosos cómics sobre la práctica de yoga, desde su creadora cuya página podéis encontrar aquí mismo https://yoguineando.com/ , seguir la en FB https://www.facebook.com/yoguineando/ , inspirarse con su visión que sinceramente compartimos practicamente tod@s l@s practicantes!! Esperamos que os encontraréis más inspiración!!

Yoga contra el frio!!!

Yoga en invierno

10653431_762266923916661_534413618779581624_n

Los yogis indios tienen mucha suerte – no tienen que pasar por el frío durante los meses de invierno. Sin embargo, también tienen sus secretos para calentarse, y nos encanta compartirlos con vosotros!!

Postura del Águila – Garudasana – favorece mejora de la circulación sanguínea, rápido calienta todo el cuerpo.

Yoga Garudasana Eagle Pose

Postura de la Cobra – Bhudjangasana – gracias a su efecto en la zona de la gargata y naríz, ayuda eliminar el resfriado y la descongestión nasal, fortalecer el corazón que se fuerza más durante los resfriados.

6qitdzmvzyu

Postura del León – Simkhasana – es una prevención muy potente de las enfermedades respiratorias. Aparte de eso, favorece mejora del estado de la piel del rostro =) .

lion-pose-simhasana-feature

Postura del Guerrero – Virabhadrasana – previene quedarse en frío, elimina temblores del frío y crea el calor interior.

ashtanga vika caceres

La Pirámide – Parsvottanasana – activa el flujo sanguíneo en los hombros, brazos, garganta, cuello, así mismo creando el efecto del calor en todo el cuerpo.

10351168_775482342485099_1261087880569312061_n

Según lo que dicen los yoguis, el frío interno constante indica que las defensas del organismo están bajas y en este caso hay que “activar el fuego”. Para ello existen numerosas técnicas.

  • Saludos al Sol – Surya Namaskara, se puede hacerlo solo o como el calentamiento previo a la secuencia principal de las asanas.
  •  531891_504323539600982_774781879_n

 

  • Postura de la Plancha – Chaturanga Dandasana, estimula el trabajo de las vías respiratorias superiores, fortalece y mejora circulación en todo el cuerpo.

10177996_10152406162727984_5225476765441103258_n

  • Posturas invertidas – Sarvangasana, Halasana, Sirsasana – mejoran la circulación pasiva del sistema linfático, responsable por “transportar” las células inmunológicas que defienden el organismo de los virus.

13649707_10157082403775176_311478791_n

  • Ejercicios respiratorios – pranayamas Kapalabhati, Bhastrika, Udjayi, cuya práctica también ayudara eliminar las toxinas, ventilar los pulmones, fortalecer el sistema respiratorio, crear las defensas y aumentar la capacidad energética!

9gaps5bsqdm

Aparte de esto, se recomiendan comidas calientes con las especias que calientan el cuerpo y previenen los virus, tales como jengibre, pimienta negra, curcuma; infusiones con limón, mucha fruta, y lo más importante – el estado de ánimo!!

indian-spices

 

Pensamiento positivo y conexión con nuestro interior son las claves principales de nuestra salud!

Namaste!

Vika Gurskaya

 

 

Psoas – el músculo del alma

PSOAS: EL MÚSCULO DEL ALMA

La importancia del psoas para nuestra salud, vitalidad y bienestar emocional.

El psoas es el músculo más profundo y estabilizador del cuerpo humano, que afecta a nuestro equilibrio estructural, amplitud de movimiento, movilidad articular y funcionamiento de los órganos del abdomen.Es el único músculo que conecta la columna vertebral con las piernas, el responsable de mantenernos de pie y el que nos permite levantar las piernas para caminar. Un psoas sano estabiliza la columna vertebral y proporciona apoyo a través del tronco, formando además un buen estante para los órganos abdominales.

Muchas posturas de YOGA trabajan para liberar la tensión innecesaria del psoas; pues un psoas relajado nos permite fluir, jugar con la vida y desplegar nuestra vitalidad y expresión creativa.

En algunas filosofías orientales al psoas se le conoce como el “músculo del alma”, un centro de energía principal del cuerpo. Cuanto más flexible y fuerte esté el psoas, más podrá nuestra energía vital fluir a través de los huesos, músculos y articulaciones.

El psoas sería como un órgano de canalización de la energía, un núcleo que nos conecta a la tierra, nos permite crear un soporte firme y equilibrado desde el centro de nuestra pelvis. Así, la columna vertebral se alarga y a través de ella, puede fluir toda nuestra vitalidad.

13537614_684201695054267_4763948732294153788_n

Ashtanga Vinyasa Yoga

Galería

See the world from a different perspective!

11754262_558025217668564_4081447740440357199_n

Imagen

Yoga para Bailarines

El Yoga y la Danza son disciplinas que responden a la naturaleza del cuerpo y que trabajan bastantes principios en común. Ambos desarrollan un conocimiento profundo del cuerpo en movimiento y su consciencia global.

Incluir el yoga en el entrenamiento de un bailarín, favorece enormemente la destrezas que el bailarín necesita para su desarrollo armónico entre la ejecución y la creatividad. Un entrenamiento permanente de al menos una hora y media a la semana, permitirá que el bailarín pueda manejar mejor el flujo de su energía, focalizar sin esfuerzos su atención mental, aportar mayor grado de implicancia o concentración en la exploración o aprendizajes de materiales kinéticos, potenciar las capacidades expresivas y creativas, y aprender a regular el esfuerzo utilizando la respiración como un apoyo a los cambios dinámicos.

8-0jT6z06Jg

Beneficios de Yoga para Bailarines son numerosos:

  • Aumenta notablemente la potencia física.
  • Desarrolla la alineación y la extensión del cuerpo: mejora la postura corporal.
  • Tonifica y alarga la forma de los músculos: aumenta la flexibilidad y fuerza
  • Potencia el equilibrio físico y mental.
  • Mejora y la previene lesiones.
  • Mejora la respiración y así regenera la energía y reduce el cansancio general.
  • Provee un alto flujo de circulación, logrando una mayor libertad expresiva.
  • Activa el centro del cuerpo, desarrollando notablemente su conciencia y su tono muscular, lo que lleva a menor nivel de cansancio, mayor nivel de la energía general, e eliminación de lesiones.
  • Activa el control corporal y su ejecución interpretativa.
  • Ayuda a reducir los niveles de estrés físico, mental y emocional.
  • Activa las funciones fisiológicas.
  • Purifica el cuerpo desintoxicando.
  • Desarrolla conexión cuerpo-mente-espíritu – ayuda conectarse con su propia naturaleza, aporta más alegría y estabilidad emocional.

10169219_745927918773875_9098622809929611852_n

Más allá de los beneficios a nivel físico, de salud, el Yoga para Bailarines puede ser una experiencia rica para aumentar la confianza y mejorar la conexión con el propio cuerpo, lo cual resulta el mejor desempeño en la Danza.

Yoga permite conectarse con nuestro cuerpo y aceptarlo tal cual es, a la vez que aumenta nuestra confianza, nos trae al presente y evade los pensamientos negativos. Disminuir el estrés y aumentar la confianza harán que la Danza sea una experiencia más gratificante y a la vez tendrá efectos positivos en la pista y/o en el escenario.

Aquí podéis ver (y probar) parte de la secuencia para activar las caderas, estirar las piernas y quitar tensión de la espalda, lo que viene muy bien a tod@s l@s bailarínes.

12043167_897880280301626_8982135579260008859_n

Nos vemos practicando!

Namaste

 

 

 

Un poco de humor yogico ))

Galería

Significado de las posturas en yoga

Todos los nombres de las asanas contienen uno o varios prefijos seguidos de la palabra asana, como por ejemplo janu-sirsa-asana. Basta con separar adecuadamente las palabras y substituirlas: siguiendo el ejemplo, janu: rodilla ; sirsa: cabeza; asana: postura: sirsasana es la postura de la cabeza en la rodilla.

asanas

Partes del cuerpo

Anga: Miembro, cuerpo (Chaturanga Dandasana)
Bhuja: Brazo, hombro (Eka Hasta Bhujasana)
Ganda: Mejilla, todo un lado de la cara (Ganda Bherundasana)
Hasta: Mano (Eka Hasta Bhujasana)
Janu: Rodilla (Janu Sirsasana)
Jathara: Estómago, ombligo (Jathara Parivartanasana)
Kapala: Craneo (Kapalasana)
Karna: Oido -orejas (Akarna Dhanurasana)
Mukha: Boca (Adho Mukha Svanasana)
Pada: Pie (Eka Pada Sirsasana)
Padangustha: Dedo gordo del pie (Suptapadangusthasana)
Sava: Cadaver (Savasana)
Danda: Bastón- columna vertebral
Sirsa: Cabeza (Sirsasana)
Números, cantidad y figuras geométricas

Ardha: Medio, mitad (Ardha Chandrasana)
Chatur: Cuatro (Chaturanga Dandasana)
Dwi: Dos (Dwi Hasta Bhujasana)
Eka: Uno (Eka Hasta Bhujasana)
Asta: Ocho
Poorna: Completo
Laghu: Pequeño, poco, facil (Laghu Vajrasana)
Sarva: Todo, completo, entero (Sarvangasana)
Tri: Tres (Supta Trivikramasana)
Trikona: Triangulo
Kona: Angulo
Ubhaya: Ambos (Ubhaya Padangusthasana)

Alineaciones/ Movimientos/ Posiciones

Adho: Tendido boca abajo (Adho Mukha Svanasana)
Baddha: Cierre, atado, cocido (Baddhakonasana)
Garba: Feto, embrión
Kona: Angulo (Upavista Konasana)
Niralamba: Sin apoyo
Paripurna: Completo, entero (Paripurna Navasana)
Parivartana: Dar vueltas, rodar (Jathara Parivartanasana)
Parivrtta: Giro, torsión (Parivrtta Sirsasana)
Parsva: Estiramiento lateral (Parsvakonasana)
Paschima: Oeste, parte posterior del cuerpo (Paschimottanasana)
Pida: oprimiendo
Prasarita: Extender (Prasarita padottanasana)
Purva: Este, parte anterior del cuerpo (Purvottanasana)
Salamba: Con apoyo (Salamba Sarvangasana)
Sama: Igual, idéntico (Samakonasana)
Supta: Acostado /tendido en el suelo (Supta Virasana)
Sukra: Comodidad
Tan: Extender, alargar (Uttanasana)
Upavistha: Sentado (Upavista Konasana)
Urdhva: Elevado, hacia arriba (Urdhva Mukha Svanasana)
Utana: Estiramiento intenso
Uttihita: En extensión o equilibrio (Utthita Trikonasana)
Vakra: Giro-torsión
Vikrama: Paso largo, zancada (Supta Trivikramasana)
Viparita: Invertido, contrario, al revés (Viparita Karani)

yoga asana chart

 

Animales

Baka: Grulla (Bakasana)
Bheka: Rana (Bhekasana)
Bhujanga: Serpiente, cobra (Bhujangasana)
Chakora: Perdiz (Chakorasana)
Garuda -Garudha: Aguila- montura de Vishnu (Garudasana)
Go: Vaca (Gomukhasana)
Hamsa: Cisne (Hamsasana)
Kapinjala: Clase de perdiz (Kapinjalasana)
Kapota: Paloma (Kapotasana)
Krouncha: Garza (Krounchasana)
Kukkuta: Gallo (Kukkutasana)
Kaka: Cuervo
Karma: Tortuga (Kurmasana)
Matsya: Pez (Matsyasana)
Manduka: Rana
Mayura: Pavo real (Mayurasana)
Salabha: Saltamontes –langosta (Ardha Salabhasana)
Sarpa: Serpiente
Simha: Leon (Simhasana)
Svana: Perro (Urdhva Mukha Svanasana)
Tittibha: Insecto, luciérnaga (Tittibhasana)
Ustra: Camello (Ustrasana)
Vatayana: Caballo (Vatayanasana)
Vrschika: Escorpión (Vrschikasana)

Objetos

Chakra: Rueda (Chakrasana)
Chandra: Luna (Ardha Chandrasana)
Danda: Bastón (Chaturanga Dandasana)
Dhanu(ra): Arco (Dhanurasana)
Hala: Arado (Halasana)
Kanda: Raiz bulbosa, nudo (Kandasana)
Mala: Guirnalda (Malasana)
Mandala: Rueda, anillo, círculo (Mandalasana)
Nava/Navka: Bote / barca (Navasana)
Parigha: Barra o pestillo de puerta (Parighasana)
Parvata: Montaña
Paryanka: Cama (Paryankasana)
Pasa: Lazo (Pasasana)
Pincha: Pluma, barbilla Pincha (Mayurasana)
Sava: Cadaver
Setu: Puente Setu (Bandha)
Surya: Sol Surya (Namaskar)
Tada: Montaña (Tadasana)
Tola: Balanza (Tolasana)
Vajra: Rayo (Vajrasana)

Plantas

Padma: Loto (Baddha Padmasana)
Vrka/Vrika: Arbol (Vrksasana)

Sabios

Anata: El infinito, serpiente cosmica de la que reposa Vishnu
Astavakra: Preceptor espiritual del Rey Janaka (Astavakrasana)
Buddha: Iluminado (Buddhasana)
Galava: Discípulo de Visvamitra (Galavasana)
Hanuman: Hijo de Vayu, mono (Hanumanasana)
Kapila: Fundador del sistema Samkhya (Kapilasana)
Kasyapa: Hijo del sabio Marichi (Kasyapasana)
Koundinya: Fundador de la secta Koundinya (Dwi Pada Koundinyasana)
Marichi: Hijo de Brahma (Marichyasana)
Matsya: pez que escucho las enseñanzas sobre el yoga que Shiva impartía a Parvati y se convirtio en un sabio.
Matsyendra: Dios de los peces/ sabio yogui tántrico, que difundió las enseñanzas del hatha yoga. (Matsyendrasana)
Nataraja: Shiva, señor de la danza (Natarajasana)
Siddha: Ser semidivino, sabio inspirado (Siddhasana)
Skanda: Kartikeya, dios de la guerra (Skandasana)
Vasistha: sabio instructor del joven Rama (Vasisthasana)
Vira: Héroe (Virasana)
Virabhadra: Héroe guerrero nacido de Shiva (Virabhadrasana)
Visvamitra: Rey de Kanyakubja, padre de Sakuntala (Visvamitrasana)

 

Postura de cabeza

11800305_944381115622344_3002280874809932663_n

Imagen

Jalandhara Bandha

12718107_796909080443012_3502162756737028684_n

Imagen

Obstáculos en yoga

Muy buenos días!!

Cada persona tarde o temprano encuentra ciertos obstáculos en su camino yógico y cualquier camino de desarrollo personal. Estos obstáculos pueden aparecer como problemas de salud, apariencia inesperada de mucho cargo y lío en trabajo y tareas cotidianas que parece que roba todo el tiempo, y también en la pereza – que es un obstáculo muy común, poco reconocible desde el principio pero muy peligroso.

Aparecen sin darnos cuenta, y de repente vemos que llevamos…unos meses sin hacer nada, pensando que “es solo esta vez o este mes que no hago yoga/no voy a la clase/ me quedo haciendo otra cosa más sencilla”. Cada obstáculo nos abre cierta parte de nosotros y siempre en el momento más adecuado – justo cuando parece que no es el momento!! Justo que parece que avanzamos mucho en las posturas, tenemos más fuerza, más flexibilidad, entendemos que es lo que estamos haciendo y…muy frecuentemente en este momento nos espera una enfermedad o lesión grave que nos hace parar nuestro cuerpo. Muchas veces decimos en este momento que vamos a dejar la práctica hasta que se pase la lesión. Pero aquí está la trampa!! La lesión es precisamente nuestro examen y otra puerta a la vez – puerta que muestra otras aspectos de yoga, por ejemplo, otras partes de nosotros mismos con las calidades que no queremos ver y pensamos que nos las tenemos (el orgullo, por ejemplo), nos hace cambiar nuestro enfoque  – a menudo desde el exterior hacía el interior, y…lo más importante es que nos hace buscar la raíz del problema dentro de nosotros y así – transformando nuestro interior, encontrar la curación.

Cada obstáculo es un pequeño o grande examen en nuestro camino, una prueba de nuestro nivel interior – si ya hemos aprendido la lección o si tenemos que seguir “en primer grado del cole” ya unos cuantos años…Y está solamente en NUESTRO PODER de decidir continuar, de decidir hacer un paso adelante – y uno más, y el otro – teniendo en cuenta que las pruebas serán más difíciles cada vez, y la tentación de dejarlo todo será más intensa. Pero una vez que superemos estas lesiones – o mejor dicho lecciones!!, estos líos en el trabajo que nos “quitan el tiempo”, esta pereza y miedo al cambio, en seguida encontraremos que tenemos muchísima energía, más ganas de vivir, de crear – nuestra energía creativa y constructiva va a explotar, nuestro cuerpo literalmente empieza a volar por encima de la esterilla, sentiremos alegría y felicidad sin razón ninguna, sin estímulos externos…Hasta que venga el otro examen…

Y así toda la vida, ya que una vez que hemos pisado el Camino, no hay vuelta atrás…

Namaste, y buena práctica desde vuestro corazón!

vika

NjA72uO1ebs

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: