Archivo de la etiqueta: que es yoga

¿El Yoga cuenta como cardio?

Estándar

10172808_669846466495360_3372367029908272407_n

El yoga ofrece algunos beneficios evidentes: reducción del estrés, flexibilidad muscular, una mayor sensación de bienestar e incluso para algunos la oportunidad de usar atuendos bonitos. Pero ¿cumple los requisitos de un ejercicio aeróbico?

La actividad aeróbica, caracterizada por una frecuencia cardiaca elevada y un aumento en el uso de oxígeno por parte del organismo, está ligada estrechamente a una mejor salud y una vida más larga; los lineamientos actuales recomiendan que la gente haga por lo menos 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado a la semana. Sin embargo, pocas investigaciones han analizado si el yoga es un ejercicio que cumpla con estos lineamientos. Ahora dos nuevos estudios publicados en Complementary Therapies in Medicine indican que es posible que así sea, al menos si se hace con rapidez.

La práctica de yoga por lo general consiste en posturas corporales intercaladas o seguidas de ejercicios respiratorios y meditación. Los movimientos más famosos son parte del saludo al sol, una serie de posturas que incluyen la postura de perro mirando hacia abajo, entre otras. Por lo general, se hacen al principio de las clases y pueden ser uno de los segmentos más demandantes en términos físicos.

Aun así, de acuerdo con una revisión de investigaciones sobre yoga hecha en 2016, la energía que gastan quienes se mueven con lentitud durante los saludos al sol por lo general es similar a la exigida por una caminata a 5 kilómetros por hora (este fue el caso tanto del yoga estándar como de las poses usadas en el yoga caliente estilo bikram).

Los científicos del deporte en la Universidad de Miami se preguntaron si el yoga menos lánguido podría ser más benéfico en términos aeróbicos. Colocaron máscaras y sensores en 22 voluntarios adultos, hombres y mujeres, para medir el gasto energético y la actividad muscular y los hicieron completar tantos saludos al sol como les fuera posible durante ocho minutos mientras tomaban de tres a doce segundos para mantener la postura y fluir de una a otra (los sujetos ya habían practicado yoga antes).

No es de sorprender que hacer yoga más rápidamente requirió un mayor esfuerzo y provocó una mayor quema de calorías: cerca de 48 calorías en promedio durante las sesiones de ocho minutos, en contraste con 29 calorías de los saludos estándar. Sin embargo, los investigadores también querían saber si la mayor parte de este gasto sucedía entre una postura y otra o durante las mismas.

Los saludos al sol, en particular cuando se hicieron tres veces más rápido, funcionaron como un entrenamiento de intervalos intensos, dice Joseph Signorile, profesor de la Universidad de Miami y autor principal de los estudios. La transición de una postura a otra es similar a los arranques de alta velocidad, afirma, mientras que las posturas permiten una breve recuperación.

_MG_03984_2_YogaSturmanAfrica - copia

Ocho minutos de casi cualquier tipo de entrenamiento de intervalos de alta intensidad cumplen con los requisitos para considerarse ejercicio aeróbico.

Por supuesto, la mayoría de las clases de yoga no siguen la estructura de este experimento. Quienes buscan este tipo de esfuerzo físico deben buscar clases etiquetadas como power yoga, de acuerdo con Melanie Potiaumpai, quien dirigió ambos estudios como candidata al doctorado en el laboratorio del Dr. Signorile.

El Dr. Signorile reconoce todas las virtudes no aeróbicas del yoga. “No estamos diciendo que debes ignorar la parte de la meditación”, dice. La contemplación guiada del cuerpo y el ser brinda beneficios psicológicos significativos.

Sin embargo, la energía empleada para lograrlos es casi la misma que gastas tomando una siesta.

Artículo de NY Times: https://www.nytimes.com/es/2017/02/21/el-yoga-cuenta-como-cardio/?smid=fb-share-es

Fotos: primero es del autor desconocido, y segundo es de Robert Sturman

Anuncios

Nuestros alumnos disfrutando del Yoga!

Estándar

Buenos días!

Qué ilusión recibir las fotos de nuestros alumnos practicando Yoga fuera de la clase!! Esta entrada está dedicada a vosotr@s – mis Maestros y alumnos en mismo tiempo. Una inspiración y motivación tremenda!!

Dani haciendo Sirsasana, portura de cabeza, en Francia!!

13649707_10157082403775176_311478791_n

Lucia disfrutando de Yoga con Bruma!!!

13567513_1059992777423708_4348640526224495166_n

13606798_1059992774090375_5450319350709546368_n

Lari haciendo Bakasana, el Cuervo, en la cierra!!

13624813_10153659982447143_671244067_n

Isa haciendo Natarajasana, portura del Bailarín Réal, en Portugal!!

Y Dani también haciendo Paschimottanasana y Bakasana con su Brumita en las playas de Francia!!

13439097_1059992770757042_4609564130940187438_n

13619982_1059992814090371_1886891473800371165_n

María haciendo Urdhva Dhanurasana – media rueda, Raja Kapotasana – la Paloma Réal, y Bakasana – el cuervo, en las playas de Cadiz!!

13606603_1059314600824859_3957794614698412509_n

13620355_1059314604158192_838151787452108452_n

13533006_1059314607491525_16193847010150505_n

Y Jose Alberto en los Arribes de Duero, Extremadura!

13254432_1029897590433227_3507595445465716961_n

…y en el Cuervo, como que no ))

13343095_1041849112571408_3324067228838544647_n

Inma se ha tomado el reto de la postura del Ave del Paraíso, y lo ha logrado!!

13695133_10209672046423659_1283418056_n

Qué bien lo estáis pasando, bonitos!! Y cuánto me alegra ver vuestro avance y ganas de practicar, descubrir, y lo más importante – disfrutar de la vida con el Yoga!!

Namaste y buen veranito 🙂

 

Nueva clase de yoga por las mañanas

Estándar

Queridos amigos!

Ponemos en marcha un nuevo grupo de yoga de mañanas, los martes y jueves de 09.45 a 10.45 (o de 10.00 a 11.00), será de nivel iniciación, empezaremos con la base e iremos avanzando.

Si estáis interesados, avisadme con el mensaje o llamando al número 664605472, y empezaremos el martes 1 de diciembre ya!!

Os agradezco que compartáis este anuncio con vuestros contactos!!

mdfflnpeaie1

Yoga en casa en más profundidad

Estándar

A nosotros siempre nos hace falta algo para ser completamente felices, a menudo nuestro cuerpo vive en el pasado y nuestra mente en el futuro. Practicando el yoga, nosotros aprendemos conectar nuestro cuerpo y mente. Gradualmente, aprendemos a vivir aquí y ahora, alegrándose de cada momento.

La tensión de la vida diaria afecta fuertemente nuestras emociones. Impaciencia, ansiedad, reacciones exageradas a los que pasa durante el día – todo esto es el resultado del estrés profundo (divorcios, perdidas dolorosas, problemas familiares y laborales). El estrés lleva al cansancio permanente, ansiedad, depresiones, alcoholismo etc. Y muchas veces no entendemos el peligro verdadero en el estado de estrés, pero si que es bastante peligroso.

Según la ciencia, las secreciones del sistema hormonal influyen la mente y el sistema nervioso. Intensas demostraciones hormonales están acondicionados por el desequilibrio, que abre las vías para las infecciones y enfermedades.

La secuencia que propongo en este artículo afecta el funcionamiento a las glándulas endocrinas y en el sistema nervioso simpático y central.  Ésta práctica os ayudará calmar los nervios, estabilizar la respiración, eliminar la tensión muscular y mental.

Hacemos yoga en casa. 

En ésta secuencia de yoga están incluidas las posturas de pie y posturas de apertura de la pelvis, inclinaciones y posturas invertidas. Yoga en casa os ayudará no solamente recuperar la calma interior, pero también os ayudará a avanzar en vuestra práctica, dejará vivir aquí y ahora, con toda la alegría del mundo.

1. Uttanasana – inclinación hacía delante con el apoyo (bloque o bolster) bajo la cabeza.

Este variante de Uttanasana requiere más esfuerzo que Uttanasana clásica. Se recomienda para la gente con la espalda cansada o dolorida, con la musculatura posterior muy acortada. Uttanasana calma la mente y recupera las fuerzas; los pulmones y el corazón descansan aquí y se llenan con la energía.

2. Adho Mukha Svanasana – postura del perro boca abajo (con el apoyo bajo la cabeza).

Esta postura mejora la suministra de sangre al corazón y los pulmones, ayuda a estirar las extremidades, fortalece el cuerpo. No se recomienda en caso de las varices y la fiebre alta. Para relajar la mente, utilicen los accesorios como bloques o bolsters, como se demuestra en el dibujo. Apoyar la cabeza por la parte de la línea de crecimiento del pelo sobre el bloque o bolster, y quedarse así durante 1-3 minutos.

 3. Prasarita Padottanasana  — inclinación hacía delante con las piernas separadas.   

En ésta postura se estiran bien las piernas. Para hacerla inclinamos el tronco hacía delante y apoyamos la cabeza se apoya sobre el bloque o bolster. Prasorita Padottanasana refresca el cuerpo y la mente, aporta la sensación de calma y armonía interior. Es importante relajar la cabeza, brazos y hombros en la postura, y en caso de la tensión baja evitar levantar la cabeza y el tronco rápido. Es muy buena prevención de las hernias discáles.

4. Salamba Sirsasana – postura sobre la cabeza.

Postura sobre la cabeza  se llama la reina de las posturas en yoga. La posición invertida crea un efecto rejuvenecedor a todo el organismo, activando el flujo sanguíneo a las células cerebrales, y la práctica regular de esta postura amplia los horizontes espirituales.  Aclara la mente, mejora la concentración y la memoria, elemina el cansancio acumulado. NO se puede hacer durante el periodo y en caso de problemas cervicales. Mejor aprenderla con el profesor antes de probar la por vuestra cuenta.

5. Pascimotanasana  — postura de estiramiento posterior intenso. 

Ésta postura tranquiliza la mente y el sistema nervioso simpático. La mente se desconecta de ls órganos de sentimiento, y desaparece la ansiedad y irritación. Para el efecto más calmante se pone el bloque o bolster por debajo de la frente,y de esta forma se descansa el corazón y se activiza Anahata chakra, lo que ayuda a combatir los bajones emocionales e insómnia. No se recomienda en casos de asma y bronquitis, ya que puede empeorar el estado.

6. Upavista Konasana — el ángulo ancho en  posición sentada.

En este variante con el apoyo bajo la frente, la postura está recomendada para los principiantes y para la gente con la espalda tensa. Primero se separen las piernas, con la espalda recta, y después se hace la inclinación del tronco. También se puede poner el bolster o la manta gorda en forma de rulo por debajo de pecho. También se puede sentarse encima de la manta para relajar más las caderas y liberar el pecho de tensiones. Esta postura es muy relajante y calmante.

7. Supta Padangustasana — postura de agarre del dedo gordo en posición tumbada.

Tumbarse boca arriba sobre la manta yógica o simplemente esterilla, estirar y juntar las piernas, elevar una pierna y agarrar el dedo gordo de pie con la mano de mismo lado, o usar el cinturón para agarrar el pie. Si hace falta, se puede doblar la pierna que se queda en el suelo, en caso que tira mucho la espalda, o poner un cojín debajo de la pelvis. Esta postura activiza toda la planta de pie, aporta flexibilidad a las caderas y a toda la zona pelvica, mejora circulación de sangre en las piernas, aparte de esto se fortalece la musculatura de las piernas. En caso de tensión alta, poner un cojín o una manta por debajo de la cabeza. Siempre mantener el cuello y hombros relajados.

8. Salamba Sarvangasana — postura invertida de apoyo sobre hombros.

Esta postura integra vuestra mente con el cuerpo y alma. El cerebro percibe toda la abundancia de la vida, y el cuerpo siente ligereza y se llena de luz. La postura invertida mejora circulación de sangre en todo el cuerpo, especialmente en la zona pectoral y cervical; se fotalezen los bronquios y se estimulan las glándulas tiroides y paratiroides. Abstenerse de esta postura durante el periodo, substituyendo la con la postura tumbada con la pelvis encima de la manta o el bolster y las piernas en vertical o apoyadas en la pared.

9. Terminar la secuencia con Savasana – postura de relajación.

Tumbarse boca arriba o boca abajo, con las piernas y brazos separados del tronco, taparse con la manta, poner el cojín debajo de la cabeza, cerrar los ojos, y quedarse en esta postura durante 10-15 minutos.

Las posturas yogicas afectan a todos los niveles del cuerpo y de la mente, entran muy profundamente en la conciencia y nos cambian desde dentro.  

¡Namaste!