La columna vertebral

Cuando se habla de Yoga acerca de la salud física, se le da una gran importancia al estado de la columna vertebral. La espina dorsal tiene una influencia decisiva no sólo sobre el cuerpo, sino también sobre la mente. Esto es de fácil comprobación, sobre todo por quién sufra dolores de la columna vertebral. Estas molestias pueden estar provocadas por distintas causas como: artrosis, artritis, desviaciones de la espina dorsal, malas posturas adoptadas al pasar mucho tiempo sentados o de pie (de forma estática), etc.

Image

Cuando por cualquier motivo, ya sea de los mencionados o por algún otro, se produce una sensación de dolor continuado sobre la columna vertebral, el individuo así afectado, ve disminuir sus posibilidades físicas, lo cual provoca sensación de inseguridad mental. Esta interacción entre el cuerpo y la mente podemos constatarla con el siguiente ejemplo. Pongamos que un individuo X, debido a una desviación de columna y dejándose llevar por la sensación de dolor que a veces le provoca, deja cualquiera de las actividades físicas que estaba realizando. Al cesar en una actividad corporal debido a una serie de molestias, la mente se ve alterada en un sentido negativo, por una sensación de incapacidad física. En primer término existe un problema físico, que crea una especie de barrera en la mente. Después de un lapso de tiempo, el pensamiento, se desarrolla en base a una falta de función relativa en el cuerpo. Esta interacción, en este caso, es una especie de círculo vicioso, en el cual primero es el cuerpo que no puede realizar una acción y luego es la mente quién no deja que el individuo se desarrolle en la forma que lo desea.

Image

Para tratar de poner remedios a estos males, en Yoga existen una serie de posturas, que al realizarse con un esfuerzo moderado, no crean ninguna clase de dolor y permiten a quién las practica, una vuelta hacia el bienestar psicofísico. Estas posturas devuelven el tono muscular, mantienen la elasticidad en todo el cuerpo, corrigen la columna vertebral (en los casos en que esto sea posible), tonifican el sistema nervioso y trabajan también las glándulas de secreción interna y los órganos internos.

Cuando en Yoga se estudia sobre la parte física del ser humano, se explica que el cuerpo debe servir como un vehículo hacia la perfección del individuo. La base para esta perfección y salud a partir del cuerpo, es como explicábamos la semana anterior, el trabajo que las diferentes posturas de Yoga realizan sobre todas las partes físicas, pero sobre todo en la columna vertebral. Las diferentes posturas que se adoptan con el cuerpo, hacen que la espina dorsal tenga estiramientos posteriores, anteriores, laterales y movimientos de torsión. Todos estos ejercicios efectuados con un esfuerzo moderado, devuelven la elasticidad en la columna y a través de ella se produce una sensación de salud a todo el cuerpo.

Image

En este camino hacia la perfección el paso siguiente es el relax. Cuando una persona, utilizando el poder de concentración mental, consigue relajar todas y cada una de las partes de su componente físico, comienza un viaje hacia su interior, durante el mismo, va descubriendo que una vez relajado el cuerpo, la mente quiere más. Esta búsqueda de una sensación de descanso más profundo, nos acerca hacia el relax mental, que podríamos traducir como una sensación interior de tranquilidad y armonía. Esta es una de las formas de combatir tensiones diarias y la prisa excesiva que se vive en la actualidad. Es (el estado de relax mental), como encontrar un lago de aguas en calma en medio de una tempestad.

(Escrito por Carlos Miguel Perez, presidente presidente de la Asociación Iberoamericana de Yoga y de la Alianza Europea de Yoga y representante en España de la UNIÓN MUNDIAL DE YOGA)

Asana: ¿que es esto?

La palabra Asana proviene de la raíz sánscrita “as” que significa sentarse o también se utiliza para nombrar el asiento. La palabra asana se ha utilizado para denominar la postura sedente. En todas las tradiciones místicas encontramos el uso de una postura particular para la práctica de la meditación.
Asana como postura tiene gran antigüedad y forma base para otras prácticas jugando un importante rol en el yoga sadhana (camino del yoga). Asana tiene una naturaleza psicofísica y su objetivo, como el de todas las técnicas del yoga, es el aquietamiento de la mente.
Veamos una definición de asana: “El que puede estar en asana esta preparado para hacer practicas yoguicas. Con el cuerpo inestable no se puede tener la mente estable. Cuando el asana se hace estable, la mente seguramente obtiene la estabilidad. El movimiento de prana (energía vital) disminuye. La inconstancia de los sentidos descansa. Entonces uno se establece en yoga, por lo tanto hay que practicar asana” (Yogarasayana)

En el Ashtanga Yoga tradicional, el camino de ocho pasos propuesto por Patañjali en su texto Yoga sutra, asana es el tercer paso después de yamas y niyamas (observancias y reglas), luego siguen pranayama, pratyahara, dharana, dhyana, samadhi. En este texto, se describen las características fundamentales de estas técnicas de Yoga, y se enuncian en tres sutras los principios de asana:
• Asana es una postura estable y cómoda (II,46)
Estas son las primeras dos características que se mencionan sobre asana, por una lado tenemos el termino “sthira”, que significa firme, estable, y que se utiliza para indicar la estabilidad física, mientras que “sukha”, que podría traducirse como cómodo, fácil, representa el estado mental. Estos términos se utilizan juntos lo que nos da a entender que los asanas tienen características psicofísicas. Entonces, podríamos decir desde un punto de vista, que asana aunque se practica con el cuerpo tiene efectos sobre la mente. Pero, también podemos entender que para el Yoga cuerpo-mente constituyen una unidad indivisible.
• que se realiza con relajación del esfuerzo y concentración en el Infinito (II,47)
En este sutra se describe la forma de ejecución de asana y se utiliza el termino “prayatnasaithilya” que significa sin esfuerzo, por lo tanto asana debe realizarse con mínimo esfuerzo o relajando el esfuerzo. Esto se refiere a la relajación diferencial de la musculatura en los diferentes asanas y también a que el gasto energético debe ser mínimo. Los asanas no deben producir cansancio sino que alivian la fatiga. Este relajar el esfuerzo, también nos habla del esfuerzo mental para mantener determinado asana, gradualmente se debe ir retirando el esfuerzo mental para la realización de la postura. También en este sutra se explica que asana debe realizarse con concentración en el infinito y se utiliza el termino “anantasamapatti”, concentración en ananta (la serpiente mitológica que sostiene la tierra y simboliza el tiempo y espacio), es decir, retirar la mente del cuerpo y llevarla a algo más vasto. Esto no significa que se abandona toda observación del cuerpo sino más bien lo contrario, la concentración se vuelve un estado de atención integral que incluye y a la vez trasciende el cuerpo. Desde este Infinito, o principio de estabilización se puede concentrar la mente en el cuerpo y sobre todo se recomienda concentrarse en la respiración pero sin modificarla. La respiración como representación de la vida respirando a través del cuerpo.
• y que da como resultado un estado mas allá de los pares de opuestos (II,48)
Este sutra explica el resultado de asana, y se define como la finalización del asalto de los pares de opuestos. Al hablar de los pares de opuestos se refiere a la dualidad en la que se desenvuelve nuestra vida, el frió y el calor, placer y dolor, lo bueno y lo malo, lo femenino y lo masculino, etc. Entonces como resultado de asana, se produce un estado de equilibrio, a nivel fisiológico se equilibra el tono muscular, el ritmo respiratorio, el ritmo cardiaco, los movimientos de los órganos, la presión sanguínea y también se estabiliza la mente.

El objetivo de la realización de diferentes asanas es preparar el cuerpo para poder mantener una postura sedente por largo tiempo. Asana es un requisito para la práctica del pranayama y la meditación. Asana, como todos los aspectos del Yoga, puede ser un camino en si mismo abordado con profundidad y compromiso.

Podemos obtener grandes beneficios terapéuticos de la practica de asanas pero debemos entender que el logro de la salud no es un objetivo en si mismo (en el contexto del yoga) sino un aspecto más de la practica. Diferentes textos de Yoga nos hablan de los beneficios de la práctica de asanas:
• Proporciona quietud física y mental
• Brinda flexibilidad
• Libera de la enfermedad (quita tensiones psicosomáticas)
• Fortalece el cuerpo
• Reduce las impurezas del cuerpo y la mente
• Reduce los disturbios de la mente y producir un estado de calma

yogart cáceres

¡Las maravillas que se consiguen con el Yoga!

 

¡Muy inspirador y animador!

A %d blogueros les gusta esto: