Adelgazar con el Yoga

Mucha gente se estará preguntando si es posible adelgazar con el yoga, y la respuesta es – ¡Si! Para adelgazar con el yoga hay que tener mucha paciencia y persistencia en la práctica, pero los resultados van a sorprendernos. La normalización del peso corporal en yoga es la consecuencia de la transformación real de todos los sistemas del organismo: muscular, esquelético, circulatorio, digestivo, nervioso etc. La práctica del yoga ayuda normalizar el metabolismo, purificar la sangre y el estómago, mejorar el sistema endocrino, circulatorio y respiratorio; pero todo esto requiere tiempo y constancia. Se recomienda practicar yoga dos o tres veces por semana, pero mejor cada día por lo menos durante 20 minutos.

yoga cáceres¿Que posturas pueden ayudar a bajar esos kilos de más?

Para el desarrollo armonioso de nuestro cuerpo y para normalizar el peso, hay que combinar las secuencias dinámicas, como por ejemplo Saludo al Sol, con las posturas estáticas.

Muchas asanas favorecen la eliminación de la grasa corporal excesiva gracias a la estimulación de los procesos metabólicos.

  • Hay que enfocarse en extensiones: bhudjangasana –postura de la cobra, Ushtrasanaushtrasana – postura del camello, ardha chakrasana – postura de la media rueda, Cobra y puentematsyasana – postura del pez, natarajasana – postura del bailarín réal, etc.Yogart Natarajasana
  • Inversiones: viparita karani mudra – postura del gesto invertido, sarvangasana – postura de todas las partes del cuerpo, halasana – el arado, sirsasana – postura de cabeza, pincha mayurasana – postura invertida sobre antebrazos, adho mukha vriksasana – postura sobre brazos,

viparita-karani-postura sarvangasana sirsasana

 

 

 

 

Y también : bakasana-el cuervo; paschimotanasana – la pinza, y ahdo mukha svanasana – postura del perro boca abajo, viene estupendo para obtener la forma deseada.

308590_241034112612888_148896668493300_630671_2121145598_npaschimottanasana

bakasana-candor

 

 

 

 

 

Para el mejor efecto de las posturas, es muy importante realizarlas de forma correcta, incluirlas correctamente en las secuencias diarias de asanas, y también es muy importante…¡respirar!

Es precisamente la respiración la que puede acelerar el proceso de adelgazar con el yoga. Se recomienda incluir en su práctica diaria estas técnicas respiratorias muy sencillas pero muy potentes, que se llaman kriyas. Las kriyas afectan al sistema digestivo y secretorio, asegurando buen metabolismo y eliminación de toxinas e impurezas. Como el resultado, se mejora el estado de piel, actividad cerebral, se elimina el estrés y los kilos se desvanecen. Se recomienda hacer estas técnicas cada mañana, en el ayuno, después de tomar un vaso de agua con un poco de limón.

Kapalabhati (cráneo brillante)– respiración del fuego

Consiste en una serie de respiraciones rápidas, en las que la espiración es forzada por una contracción súbita de los músculos abdominales, el ombligo acercándose a la columna,  mientras que la inspiración es pasiva, produciéndose al relajarse la musculatura abdominal. Empezar con tres veces de 24-36 ciclos respiratorios, llegando a 108 ciclos respiratorios. Realizar de pie, con el rostro al máximo relajado.

Agni (fuego) Sara (cascada) Dhauti(purificación)— purificación por el fuego

Se realiza después de Kapalabhati. Se sienta en cuclillas; contraer la musculatura pélvica y glúteos. Apoyar las manos en las caderas, y con la exhalación vaciar el abdomen al máximo, llevando el ombligo a la columna; retener la respiración y durante esta retención mover la musculatura abdominal adelante y atrás.             Después relajar todos los músculos y hacer una inspiración abdominal profunda. Repetir 3-5 veces.

adelgazar

Las kriyas y las asanas sin duda ayudaran reducir el estrés, mejorar nuestra forma física y estado emocional, pero creo que lo más importante que nos puede enseñar la práctica del yoga es poder aceptar a nuestro cuerpo y en general a si-mismo tal y como somos. Todos somos únicos, y rechazando a su propia naturaleza puede llevar a bloquearnos más por dentro, lo que se reflejará en estado de nuestro cuerpo – en rigidez y acumulación de grasa corporal sobretodo. Una vez que nos aceptaremos con todas las imperfecciones, y nos abriremos al mundo, el cuerpo no tardará en reaccionar a este cambio, y los resultados de este trabajo interior pueden ser verdaderamente impresionantes!

Vika Gurskaya

Sirsasana paso a paso

Namaste! Os presento un pequeño máster-class sobre la técnica de postura de cabeza – sirsasana (sirsa – cabeza, asana – postura). Esta postura se considera como reina de asanas por sus calidades incomparables: con su práctica regular se rejuvenecen todos los sistemas y órganos de nuestro organismo, el cerebro recupera su agilidad y se dice que el flujo del tiempo se retrocede, el tiempo empieza fluir hacía atrás. La gente con problemas graves en la columna vertebral, especialmente en la zona cervical, con escoliosis fuerte, y durante menstruación, deberían de abstenerse de esta postura.

Para más preguntas, no dudéis poner vuestros comentarios, llamar por teléfono y/o venir a las clases y talleres que organizamos por aquí.

Comenzamos!

Primero nos ponemos de rodillas, nos agachamos y colocamos los antebrazos en el suelo en forma de triangulo – los codos forman dos puntas del triangulo, y las manos (dedos entrelazados) – la tercera punta.

Colocaremos la parte delantera de la cabeza (que no sea la frente, pero tampoco la parte detrás de la coronilla), o la tapa de la cabeza, dentro de las manos – los dedos entrelazados van a servir de agarre para la cabeza; y nos quedaremos así un rato para asegurarse que estamos cómodos y podemos seguir. Si sentimos tensión en el cuello, hay que encontrar otro punto de apoyo, ya que se puede lastimar el cuello en caso de mal apoyo de la cabeza.

Después de colocar la cabeza estiramos las piernas y caminamos hacía la cabeza, estirando la columna poco a poco, hasta que se quede completamente estirada y recta.

Utilizando la musculatura abdominal, subimos las piernas. Hay varias formas para subir las piernas: los principiantes quizá estarán más cómodos subiendo las piernas dobladas y luego estirando las en el aire; los que tienen bastante seguridad, elasticidad y fuerza en la zona abdominal, pueden subir las piernas rectas, como se muestra en las fotos.

Ir subiendo las piernas, con la columna completamente recta, hasta que el cuerpo quede en la posición erguida.

Mantener la postura de 20 segundos hasta 10 minutos, siempre que no hayan molestias, especialmente en la zona craneal y cervical. Deshacer la postura siguiendo los mismos pasos, pero en orden reverso. Terminar la con la postura del niño o savasana. Es recomendable completarla con Sarvangasana (“la vela”).

Los principiantes para obtener más seguridad y quitar el miedo de la postura, pueden hacer la cerca de la pared.

Vika Caceres-48 Sirsasana Yogart CaceresVika Caceres-50

Yoga Cáceres Sirsa Vika Caceres-52Vika Caceres-53

A %d blogueros les gusta esto: