10 razones para hacer Yoga…Parte 1

Buenos días! Seguimos nuestro curso con la llegada del nuevo año, tanto impartiendo las clases como escribiendo los materiales para los seguidores y lectores de este Blog. ¡Espero que os sirven de ayuda y de interés, y siempre estoy abierta a vuestras sugerencias!

Este es el primer artículo de una serie de artículos que voy a publicar en este Blog, que se trata las explicaciones medicinales y científicas de porque es importante hacer Yoga.  Os presento diez primeras razones de practicar yoga:

yoga cáceres

1. Flexibilidad es el primer efecto más notable del yoga. En la primera clase es muy probable que no llegaréis a tocar los dedos de los pies, ni hacer “el puente”, pero con la práctica constante conseguiréis hacer las posturas que antes parecían inalcanzables. Aparte de esto, van a desaparecer los dolores y sensaciones musculares desagradables. Y esto tiene su explicación: por ejemplo, los músculos de las caderas, demasiado tensos, pueden provocar deformación de la articulación de cadera, y como el resultado – descolocar tibia y peroné. La musculatura de la cadena posterior demasiado tensa provoca compresión de las vértebras lumbares, lo que a su turno provoca dolores en la espalda. Falta de flexibilidad y agilidad en los músculos, tejidos conectivos y ligamentos puede ser la razón de la postura corporal incorrecta.

2. La musculatura fuerte es más que simplemente bonito: también previene artritis, dolores de espalda y perdida de fuerzas en gente mayor. Es mejor equilibrar desarrollo de la fuerza con mejora de la flexibilidad.

3. La cabeza pesa mucho. Cuando la mantenemos en un eje con la columna vertebral, quitamos el peso del cuello y no cargamos tanto los músculos de la espalda. Inclina tu cabeza hacia delante y verás como se estiran en seguida los músculos de la espalda y el cuello. Está claro que al mantener la cabeza en la posición incorrecta durante unas cuantas horas, nos cansaremos muy rápido. Es por eso que la postura corporal importa tanto: previene el cansancio, problemas cervicales, dolores de espalda, molestias en las articulaciones. Práctica de yoga y/o pilates ayuda mejorar nuestra postura corporal.

yoga cáceres

4. Cada vez que hacéis yoga, vuestras articulaciones se movilizan, lo que ayuda prevenir el artritis degenerativo. Los cartílagos de las articulaciones se lubrifican bien solamente durante el trabajo dinámico. Son como una esponja: absorben los nutrientes frescos solamente durante el ejercicio dinámico. Falta de ejercicio lleva a la destrucción de los cartílagos que no usamos mucho, “abriendo” los huesos que, a su turno, al tocarse, van a provocar sensaciones dolorosas. 5. Los discos intervertebrales son las capas entre las vertebras, que también requieren su nutrición. La mejor forma para nutrir los discos intervertebrales es practicar las posturas que incluyen inclinaciones hacia delante, extensiones de la columna y las torsiones.

6. El ejercicio moderado reduce el riesgo de osteoporosis. Muchas posturas incluyen sugestión del propio peso, y estas posturas, como por ejemplo Postura del Perro Boca Hacia Abajo, ayudan fortalecer las muñecas que a menudo sufren osteoporosis. Aparte de esto, práctica del yoga incrementa la densidad mineral (composición mineral en los huesos) en la columna. Yoga también ayuda a reducir el hormona del “estrés” – cortisola, lo que ayuda mantener el calcio en los huesos – es lo que los hace fuertes.

7. Los ejercicios relajantes del yoga ayudan mejorar la circulación de sangre, especialmente en las piernas y los brazos. Las cellas se oxigenan mejor y así se mejora su función. Las torsiones ayudan “exprimir” la sangre venosa de los órganos internos y recibir la sangre oxigenada justo al deshacer la postura de torsión de la columna.   Las inversiones – viparita karani, sarvangasana (la vela), postura de cabeza, postura de apoyo sobre brazos – mejora el flujo sanguíneo desde las piernas y la pelvis hacia el corazón y los pulmones, dónde la sangre se oxigena de nuevo. Esas posturas ayudan en caso de las piernas hinchadas por trastornos riñales y cardíacos.  El yoga también incrementa niveles de la hemoglobina y eritrocitos, cuya función es transportar el oxigeno a los tejidos, y aclara la sangre – lo que baja el riesgo de infartos y estenocardia. yoga y los órganos internos

8. Sistema linfático: Al estirar y comprimir los músculos, hacer y deshacer las posturas, se activa el movimiento de linfa. El linfa participa en fortalecimiento del sistema inmune, protege de los microbios patógenos y los virus. 9. Práctica regular del ejercicio moderado y aeróbico disminuye el riesgo de trastornos cardíacos. Práctica dimámica de las posturas yógicas fortalece el corazón. Las investigaciones muestran que dilación del ritmo cardíaco en el estado de calma aumenta la resistencia y realizar más posturas sin llegar a cansarse.

10. Alta tensión arterial también es una buena razón para practicar yoga. Han hecho una prueba científica en la cual han comparado el efecto de postura de relax-savasana, y simple descanso en el sofá. Después de tres meses de la prueba, los resultados han demostrado que con la práctica de savasana la tensión sistólica ha bajado en 26 puntos, y la tensión diastólica – en 15 puntos.

En las próximas publicaciones seguiremos desarrollando el tema, así que estemos atent@s )). ¡Y a practicar!

Un saludo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: