Yantra Mat: beneficios y formas de uso

Consejos prácticos sobre como usar el Yantra Mat, que molestias y trastornos se puede tratar.

Hay que tener en cuenta que con frecuencia los dolores localizados en otras partes del cuerpo (piernas, brazos, pies, jaquecas) derivan de inflamaciones a nivel de la columna vertebral, que se transmiten a los miembros a través de las terminaciones nerviosas.

Image

– PARTE BAJA DE LA ESPALDA
En caso de dolor localizado en la parte baja de la espalda, extender la alfombrilla sobre la cama o sobre una superficie plana firme, colocándola a la altura de la zona de la espalda en donde se siente el dolor crónico, la contractura o dolores temporales (por entrenamiento, contracturas, etc.).
– GLÚTEOS/PARTE BAJA DE LA ESPALDA/CIÁTICA
Se puede utilizar la alfombrilla sentándose en una silla normal o tumbándose boca arriba sobre la alfombrilla, situando en ambos casos la alfombrilla debajo de los glúteos/parte baja de la espalda, a fin de ejercitar la máxima presión en esa zona.
– DOLOR EN LA PARTE SUPERIOR DE LA ESPALDA
Para poder focalizar la acupresión coincidiendo con los meridianos, a lo largo de la columna vertebral, hay que tumbarse boca arriba y colocar bajo la alfombrilla una toalla enrollada o una almohada, a la altura de la nuca.
Alternativamente también podemos tumbarnos en un sillón, colocando la alfombrilla contra el respaldo y apoyando la espalda y la nuca de forma que, el peso corporal y la presión queden distribuidos de forma homogénea y nos encontremos totalmente relajados.
Image– INSOMNIO
Use la alfombrilla inmediatamente antes de acostarse, tumbado boca arriba sobre una superficie plana y firme. Puede colocarse sobre el colchón de su cama si esta es lo suficiente firme
Relájese y concéntrese únicamente en el placentero alternarse de dolor-calor-placer que las púas producen por toda la espalda y después en todo el cuerpo. Permanezca tumbado así durante 20-60 minutos A a menudo nos quedamos dormidos directamente sobre la alfombrilla. En este caso, el único consejo es de que en cuanto se despierte retirar la alfombrilla y seguir durmiendo.
No es en absoluto perjudicial quedarse dormido un largo tiempo sobre ella.
Sí es importante intentar no quedarse dormido con la mejilla o con la cabeza en contacto directo con la superficie de púas, para evitar que queden señales antiestéticas (que en todo caso desaparecen en poco tiempo).
– JAQUECAS
También en este caso se aplica el consejo de crear un apoyo en forma de almohada.
Lo ideal es utilizar el cojín.
Para las jaquecas, en particular, se han observado mayores beneficios si se apoya la base posterior del cuello y luego lo vamos moviendo gradualmente hacia la nuca/cerviz, prosiguiendo hacia arriba hasta la extremidad superior de la cabeza. Debería ejercitarse una presión en cada una de estas tres zonas (base del cuello – nuca – parte alta posterior de la cabeza) durante no más de 40 segundos, teniendo cuidado de no irritar demasiado la piel.
Seguir hasta sentir un alivio parcial o la desaparición total del dolor.
– LATIGAZO O ESGUINCE CERVICAL
El mismo tratamiento de la parte posterior alta del cuello/nuca.
Durante la fase inicial del tratamiento podría manifestarse una sensación de aturdimiento (vértigo) o dolor agudo en la nuca, al ser un órgano de equilibrio, debido a la relajación progresiva de la musculatura que el latigazo cervical había dejado rígida y obligado a una posición equivocada.
Se aconseja utilizar la alfombrilla durante 5-10 minutos, en días alternos, para luego aumentar gradualmente el tiempo y la frecuencia de cada sesión, en cuanto se note una disminución de dicho dolor o sentido de vértigo, hasta unos 30 minutos por sesión y frecuencia diaria.
– DOLOR Y RIGIDEZ CERVICAL
Igual que el tratamiento de la parte superior de la espalda, pero concentrando la presión más específicamente en el área cervical, procurando que dicha área esté bien presionada contra la superficie de púas.
En cualquier caso el dolor crónico no desaparecerá de forma inmediata, pero podrá notar una disminución significativa ya después de 10 – 15 sesiones.
La frecuencia y duración recomendada es: todos los días entre 20 y 60 minutos, antes de acostarse.
-DOLOR EN LAS ARTICULACIONES/ARTRITIS
Apoyar la parte lateral externa de la articulación sobre la alfombrilla, asegurándose de que exista un buen contacto con las púas, pero teniendo cuidado de no apoyar directamente sobre nervios o venas.
Mantener el contacto entre 20 y 60 minutos, dependiendo de la intensidad del dolor y de la sensibilidad individual, hasta que el dolor desaparezca.
Conviene mover de vez en cuando la articulación tratada, rotando o flexionando.
– DOLOR EN LA MANDÍBULA/CUELLO
Apoyar con cuidado la mejilla contra la superficie de púas. Si nota dolor coloque un tejido ligero (puede ser un pañuelo). Esta posición puede aliviar las tensiones de la mandíbula y el cuello.
– TENSIÓN EN EL DIAFRAGMA/METABOLISMO
Túmbese boca abajo durante 30-50 minutos. Esta posición puede mejorar el metabolismo y al mismo tiempo aliviar las tensiones profundas a nivel del diafragma, relajando al mismo tiempo los músculos respiratorios.
– REDUCCIÓN DE LA CELULITIS Y LAS GRASAS
Colocar la alfombrilla extendida sobre la cama o sobre cualquier otra superficie plana firme. Tumbarse sobre la alfombrilla colocando las partes corporales a tratar (con problemas de grasa o de celulitis: caderas, muslos, glúteos, parte inferior de la espalda, etc.) bien a contacto con la superficie de púas, asegurando una presión homogénea mediante aplicación del peso del cuerpo, durante un tiempo largo, entre 40 y 90 minutos por sesión.
– FIBROMIALGIA
Debido a la hipersensibilidad al dolor de las personas que sufren este trastorno, es conveniente comenzar con dos sesiones breves (aproximadamente 5-10 minutos), colocando una tela gruesa entre el cuerpo y las púas en las primeras sesiones.
Posteriormente intensificar y alargar el tiempo de las sesiones proporcionalmente al alivio del dolor, disminuyendo al mismo tiempo el grosor de la tela.
– PLANTA DE LOS PIES    Image
Es recomendable sentarse en una silla y presionar las dos plantas de los pies de forma uniforme, ejerciendo una presión homogénea sobre la alfombrilla colocada en el suelo. A ser posible habría que estar con los pies descalzos, intentando aplicar la mayor presión posible, de forma compatible con el nivel de tolerancia al dolor de cada persona. Si podemos aguantarlo, ponerse de pie sobre la alfombrilla para ejercer la máxima presión, manteniéndose rectos. La presión sobre los meridianos de la planta del pie transmite efectos terapéuticos, o a veces simplemente una sensación de bienestar generalizado, a muchas otras partes del cuerpo, si bien el dolor punzante inicial puede percibirse como especialmente molesto.
– PROBLEMAS DIGESTIVOS
Tumbarse con la parte abdominal en contacto con la superficie de la alfombrilla para mejorar la digestión y aumentar la circulación del oxígeno.
A menudo la alfombrilla resulta muy útil para relajarse, aliviar los dolores y conciliar el sueño. Sin embargo, este producto no “cura todos los males”.
Puede compararse a técnicas terapéuticas como el masaje, la acupresión, la acupuntura o la reflexología, cuyos efectos varían notablemente de una persona a otra. Para cualquier duda, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Un saludo!

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Marta
    Oct 16, 2017 @ 07:10:20

    Ni siquiera sabía de la existencia de esta colchoneta. Muchas gracias por la información!! Muy muy interesante!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: