“¿Soy capaz de hacerlo?”

Estándar

No todo el mundo dedica su vida al ejercicio físico, muchos de nosotros hemos dedicado nuestro tiempo a cualquier otra actividad y ahora llega el momento cuando quieren iniciarse en la práctica de Yoga o Pilates. ¡Nunca es tarde! Ni cuando tienes 16, ni cuando tienes 40, ni 68!!! Siempre es un buen momento para empezar y no hay que sentirse culpable que la primera clase sera realmente la primera. Todo ocurre por primera vez un día, y es normal esa sensación de estar un poco perdidos, un poco desorientados. Pero poco a poco esa sensación va desapareciendo.

Por ello vamos a intentar ofreceros algunas pautas que ayudarán evitar decepciones o incluso lesiones. Para empezar, el trabajo de la colchoneta de Pilates está diseñado para adaptarse a cualquier nivel de forma física, es un sistema que en el que se progresa por etapas, y mejor empezar con la etapa básica e ir poco a poco, que con el nivel superior y acabar agotados y más perdidos que antes.

Empezaremos poco a poco, concentrándonos en cada nueva sensación y visualizando todos los movimientos antes de realizarlos. En mis clases siempre estaré a vuestro lado para corregir, para modificar un ejercicio en caso de necesidad, para controlar y animar! Siempre insisto, no debemos obligar a nuestro cuerpo ir más allá de sus límites de comodidad (en cada momento preciso), que no quiere decir ser bago en clase, sino poder escuchar a su propio cuerpo y ir en armonía con él. No forzamos los movimientos, sino entramos en los movimientos, fluimos con la respiración y la energía.

Los ejercicios de Pilates nos enseñan una nueva forma de conectarnos con nuestro cuerpo, de no luchar con él o conquistarlo, sino crear una unión de mente-espiritu-cuerpo. Desde vuestra primera clase aprenderéis a relajaros y a profundizarse en los movimientos, las posturas y los ejercicios. Empezaremos con pocos ejercicios, pero iremos aumentando tanto su número como sus repeticiones y complejidad.

Daremos mucha importancia a los principios básicos de Pilates y Yoga (respectivamente) y como aplicarlos en la práctica diaria y en la vida cotidiana. Solamente aplicando estos principios, manteniendo la postura corporal correcta ya nos aportará muchos cambios en la vida. Y ya ves, que la edad y el nivel de preparación anterior realmente no importan a la hora de iniciarse en Pilates o en Yoga. Lo que importa es el deseo interior de renovar el cuerpo, de conectarse con nosotros mismos, de llevar una vida sana y alegre!

Anuncios

Un comentario »

  1. Pingback: “¿Soy capaz de hacerlo?” | Espacio YogART

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s